Las 200 toneladas de basura recogidas en las playas ratifican el récord de asistencia

|

El Ideal Gallego-2011-06-25-004-c22ff8a8

r.l. > A Coruña
  Los arenales se convirtieron en verdaderos vertederos de basura, una estampa que se repite cada año a pesar de los cientos de contenedores que se dispusieron a lo largo de las playas para evitar que las bolsas de plástico y las botellas volvieran a ser las protagonistas del día después. Los técnicos cifraron estos desperdicios en más de 200 toneladas de basura, repartidas en su mayoría por los cinco grandes arenales de la ciudad y que fueron retiradas por los servicios municipales de limpieza durante casi 10 horas de trabajo. Se tarta de un 24% de residuos con respecto al pasado año.
Incluso, hasta la tarde muchas de estas playas se cerraron para que Cespa, la concesionaria de limpieza acometiera sin riesgo las labores de recogida de residuos sólidos. Los bañistas tuvieron que esperar hasta la tarde para poder acceder a las playas, aunque alguno se saltó el veto y se encaramó a las rocas del Matadero para darse el primer bronceado de la temporada estival. Las cientos de papeleras y contenedores no sirvieron para combatir los malos hábitos de los más de 100.000 coruñeses que, según fuentes de la Policía Local, disfrutaron de esta fiesta ancestral.

El Ideal Gallego-2011-06-25-004-c228ee76Dispositivo > Más de 85 operarios municipales y una treintena de máquinas formaron el dispositivo de limpieza de los arenales herculinos que iniciaron su jornada a las seis de la mañana aunque poco pudieron hacer hasta pasadas las 7.00, cuando los agentes fueron desalojando poco a poco a los más rezagados, que presentaban visibles síntomas de alcoholemia. Las tareas de recogida se alargaron hasta bien entrada la tarde debido al incremento de residuos detectado por los técnicos del Ayuntamiento.

Bañistas > Algunas de las playas urbanas no permitieron el baño con garantías hasta pasadas las 18.00 horas, un hecho que indignó a varios bañistas que disfrutaban del primer día caluroso del verano. En concreto, los bañistas no pudieron acceder a Riazor hasta las 11.00 horas, después de que los operarios de Cespa completaron las labores de criba en la arena que impiden los residuos sólidos superiores a 1,8 milímetros. En la playa del Orzán, a las 14:00 horas el 90% por ciento del arenal ya estaba limpio de basura, peor las operaciones de cribado no permitieron el baño con garantías hasta las 16:00 horas. Por otro lado, las calles del Paseo Marítimo también albergaron varias toneladas de residuos que fueron el objeto de las quejas vecinales. Los residuos se trasladaron a la planta de Nostián durante toda la tarde y también se devolvieron a su lugar de origen las decenas de contenedores que se habían desplazado a la “zona cero” procedentes de otros barrios para que los asistentes hicieran buen uso de ellos. Otra cosa muy distinta son los que se robaron para el trasporte de los maderos y que han quedado inservibles. Incluso varios de ellos acabaron formando parte del combustible para las fogatas mañaneras.

El Ideal Gallego-2011-06-25-004-c2264862

Las 200 toneladas de basura recogidas en las playas ratifican el récord de asistencia