Los socialistas coruñeses se conjuran para forzar la dimisión de Moreda en la próxima ejecutiva

|

El Ideal Gallego-2011-05-26-002-2839dd99La decisión de Fernández Moreda de seguir al frente del PSOE en la provincia podría cambiar en pocos días, pues los socialistas coruñeses se plantean pedir en la ejecutiva del sábado su salida, ante la debacle electoral del partido en la provincia. Aunque él se desvinculó de cualquier responsabilidad sobre estos resultados, lo cierto es que entre las filas de los progresistas hay quien considera que debería seguir los pasos de Javier Losada y Carmen Marón, por estar al frente de la organización. Yoya Neira, que tras la renuncia del todavía alcalde a su acta de concejal entrará en María Pita, avisa de que es el momento de que hable la militancia, que deberá decidir sobre el futuro de Moreda.

l.f. > a coruña
  La renuncia de Javier Losada, y en cascada la de Carmen Marón, ha abierto una fractura en el PSOE local, incrementada por la negativa de Salvador Fernández Moreda a dimitir como concejal y como secretario xeral del partido en la provincia, al no sentirse responsable del fiasco electoral en A Coruña. Aunque el todavía presidente de la Diputación vinculó las voces que reclaman su salida a “una minoría”, lo cierto es que fuentes cercanas a los socialistas aseguran que el sábado tratarán de forzar su marcha en la ejecutiva provincial, que se reunirá para analizar los resultados de los comicios, los peores en las últimas tres décadas.
Fue precisamente Moreda el que instó a aquellos disconformes con su gestión a acudir a los órganos de dirección del partido en vez de hacerlo de manera anónima en la prensa. Por ello, los más críticos esperarán al fin de semana para hacer pública su postura sobre la continuidad del responsable provincial, para evitar que nuevas filtraciones incrementen el clima de malestar en el seno de la formación.

Oposición > Quienes sí hablaron la pasada jornada fueron los nuevos miembros de la oposición, Yoya Neira y Jesús Fernández, que accederán a María Pita tras la renuncia a su acta de concejal del todavía regidor y su “número dos”. Ambos alaban la decisión de los anteriores, algo que, coincidieron, “les honra”. En la misma línea, los dos respetan la postura de Moreda, si bien la hasta ahora concejala de Transportes considera que es el momento de que hable la militancia, que tendrá la última palabra sobre su futuro. “Creo que cuando uno es cabeza visible de una organización, debe asumir sus responsabilidades”, explicó Neira, que, en todo caso, apostó por abordar la situación con “normalidad”. “Los ciudadanos hablan y, luego, habla la militancia, por lo que toca hacer una reflexión serena, huir de la autocomplacencia y actuar con responsabilidad”, puntualizó.
Neira prefirió mostrarse cauta a la hora de valorar las palabras del responsable provincial cuando atribuyó las peticiones de dimisión a un pequeño grupo “del Twitter y el Facebook”, aunque quiso “recomendar a quien no utilice las redes sociales que se sume, pues han empezado en los últimos tiempos y se están convirtiendo en una nueva forma de participación para la ciudadanía”.

Proceso de sucesión > Sobre la sucesión de Javier Losada como secretario general de la Agrupación Socialista, cargo que previsiblemente desarrollará todavía durante varios meses, la futura edil prefiere esperar a posicionarse en la ejecutiva local, que tendrá lugar el próximo lunes: “Reitero que es la hora de que hable la militancia y yo, como militante, me pronunciaré”.
Fernández, por su parte, que también es miembro de la ejecutiva provincial, apuesta por que los cambios se realicen “con tranquilidad y con tiento”, pues, entiende, “en caliente no se debe reorganizar todo”.
Para el nuevo concejal, es el momento de realizar “reflexiones profundas” para “buscar la mejor solución”. Aunque el socialista asegura que “la gente más crítica suele hacer más ruido”, señala que “no se le va a negar la voz a nadie”, con el objetivo de “encontrar puntos de encuentro dentro del partido”.

Los socialistas coruñeses se conjuran para forzar la dimisión de Moreda en la próxima ejecutiva