Trump critica la “ridícula” opinión del “supuesto juez” que suspendió su veto

A demonstrator holds a sign to protest against U.S President Donald Trump's executive order banning refugees and immigrants from seven primarily Muslim countries from entering the United States during a rally in Philadelphia, Pennsylvania, U.S. February 4
|

El presidente estadounidense, Donald Trump, criticó la “ridícula” opinión del “supuesto juez” federal de la ciudad de Seattle que suspendió la aplicación de la orden ejecutiva dictada por el mandatario estadounidense que veta la entrada en el país a los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.
“La opinión de este supuesto juez, que supone esencialmente sacar a las fuerzas de seguridad de nuestro país, es ridícula y va a ser anulada”, afirmó Trump a través de su cuenta personal en Twitter, @realDonaldTrump.
El presidente de EEUU advirtió de que tras la decisión del juez federal, podría aprovecharse “cualquiera con malas intenciones” y entrar en el país.
“¿Adónde va a parar nuestro país cuando un juez puede paralizar una prohibición de viaje de Seguridad Interior y cualquiera, incluso con malas intenciones, puede venir a Estados Unidos?”, preguntó el mandatario.
El decreto aprobado por Trump suspende durante cuatro meses las concesiones del estatus de refugiado, impone una moratoria provisional –durante tres meses– a la entrada de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana y paraliza el Programa de Admisión de Refugiados. Los países afectados son Irak, Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen. Sin embargo, el juez federal de Seattle James Robart hizo efectiva su decisión de suspender la orden ejecutiva de forma inmediata este viernes, lo que sugiere que las restricciones a los viajes se podrían levantar enseguida.
Poco después de conocerse la medida judicial, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, anunció que el Departamento de Justicia está ya realizando los trámites necesarios para presentar “lo antes posible” un aplazamiento de emergencia contra el dictamen.
Spicer recordó que el Gobierno estadounidense considera que la orden ejecutiva es “legal y apropiada”. “El decreto presidencial tiene como objetivo proteger el país y Trump tiene la autoridad constitucional y la responsabilidad de proteger al pueblo estadounidense”, señaló Spicer.
En este contexto, el portavoz de la Casa Blanca recordó que tal y como se puede leer en la orden ejecutiva, se le negará la entrada a Estados Unidos a cualquier “extranjero” cuya entrada en el país “sea considerada por el presidente como perjudicial para los intereses de Estados Unidos”. 
Horas después, el Departamento de Estado norteamericano informó de que todos los titulares de un visado válido podrán entrar en Estados Unidos sin importar su país de origen, con lo que se anula la prohibición de ingreso incluida en la orden ejecutiva de  Trump.
“Hemos dado marcha atrás a la revocación provisional de visados”, informó el Departamento de Estado. “Los individuos con visados que no hayan sido físicamente cancelados podrán ya viajar si el visado sigue siendo válido”, apuntó. 
También el Departamento de Seguridad Interior suspendió la normativa que afecta a los nacionales de siete países de mayoría musulmana. Sin embargo, anunció la presentación de un recurso urgente para anular la decisión adoptada por el juez federal de Seattle y la recuperación de las inspecciones y controles convencionales.
Mientras, Qatar Airways y Air France reanudaron los desplazamientos de ciudadanos de los siete países musulmanes sancionados por la orden ejecutiva dictada por Trump.
“Los ciudadanos de los países afectados están ya autorizados a viajar a Estados Unidos siempre que sus papeles estén en orden”, declaró el portavoz de Air France, Herve Erschler. n

Trump critica la “ridícula” opinión del “supuesto juez” que suspendió su veto