“A un 90% estoy renovado; falta darle un último empujoncito”

24 abril 2015 Entrenamiento del Deportivo en Abegondo
|

A falta de firma, Juan Domínguez está atado por tres años. El canterano reconoció ayer que a su ampliación de contrato como deportivista solo le falta la rúbrica. Estará en el club, como mínimo, hasta 2018. El incierto futuro del equipo en Primera no alterará el pacto.
“La renovación va por muy buen camino, pero no está firmada. Va bien, estamos de acuerdo en casi todo. Falta darle un último empujoncito y ya está listo”, admitió en su comparecencia en la sala de prensa de Abegondo.
El jugador de Narón explicó que, si firma, lo hará “con todas las consecuencias”, independientemente de la categoría en la que se encuentre el Deportivo.
Juan Domínguez evitó hablar de las “condiciones” de su contrato. “Cuando firme, ya hablaremos de eso”, comentó.
Las dos partes han resuelto sus diferencias. “Lo que está hablado es lo más importante y difícil, ahora es cuestión de pocos detalles”, razonó.
“La noticia es que está casi hecha. A un noventa por cien estoy renovado. Hay que aparcar este tema y centrarse en lo deportivo y en el Málaga”, añadió.
Han sido muchos meses de negociaciones, de tiras y aflojas, de momentos distantes y otros más próximos, hasta que las posturas se aproximaron.
“Tengo una sensación de alivio y alegría porque era lo que buscaba, quedarme aquí, en el Deportivo, y ya no falta nada para conseguirlo”, expuso.
A la hora de decidir también pesó el inquilino del banquillo. “Más que el entrenador, era saber si el que estuviera, llamase como se llamase, iba a contar conmigo o no. Si iba a estar en la situación en la que estaba en las últimas jornadas con el otro entrenador, era un poco complicado quedarme para no jugar, pero como el fútbol cambia, eso no quiere decir que estuviera toda la temporada sin jugar. Más que el nombre del entrenador era que el entrenador que estuviera a final de temporada me dijera si contaba conmigo o no”, justificó.

contento con víctor
Domínguez elogió el trabajo de Víctor Sánchez del Amo. “Está aportando muchas cosas, trabajo, esfuerzo, organización, profesionalidad. Si me preguntas al revés, qué le falta por entrenar a Víctor, no sabría qué decirte. Son entrenamientos muy completos y además psicológicamente está animando al equipo y se le ve muy motivado”, opinó.
El centrocampista aseguró que lleva “bien el cambio” de entrenador porque el actual le “gusta y está haciendo las cosas bien”, algo que le pone “contento”.
“Habló con casi todos, conmigo también, nos dio palabras de ánimo, de que ahora tenemos que estar concentrados en salvar al equipo. Me dio fuerzas y motivación como a todos los compañeros para estar enchufados en los partidos que tenemos ahora”, explicó.
El jugador coruñés destacó el fútbol del Málaga, al que se enfrentará mañana. “Tiene muy buenos jugadores, sobre todo en la parte de arriba. Combinan muy bien, se entienden muy bien, tienen mucho juego entre líneas y es de los equipos a los que más les gusta tocar el balón. Tiene mucho fútbol combinativo y tenemos que tener cuidado con eso porque son peligrosos. No hay que dejarles jugar con facilidad”, dijo.
El centrocampista agradeció la concentración de la próxima semana. “Son necesarias las concentraciones. Es momento para estar todos juntos, ser más que nunca un equipo muy unido, compartir muchos entrenamientos y convivencia”, declaró.

“A un 90% estoy renovado; falta darle un último empujoncito”