Cientos de trabajadores reclaman al alcalde un aparcamiento en A Grela

El Ideal Gallego-2016-02-25-009-141e79d6_1
|

La falta de aparcamiento en el polígono empresarial de A Grela regresa al centro de la polémica a través de una petición por internet. Los trabajadores del entorno de Severo Ochoa, una de las principales arterias del parque industrial, han lanzado una campaña para conseguir firmas que apoyen la construcción de una zona de estacionamiento gratuito por parte del Ayuntamiento. La demanda surgió hace seis días tras el malestar ocasionado porque la Policía Local ha comenzado a multar a todos aquellos turismos  que no respetan las zonas reservadas a tal efecto.
Al cierre de esta edición casi un millar de personas, en su mayoría coruñeses y vecinos del área que tienen sus puestos de trabajo en A Grela, habían puesto su rúbrica digital en la solicitud en la web Change.org. Los firmantes piden al Ayuntamiento y al propio alcalde, Xulio Ferreiro, una “solución xa” a los problemas que se encuentran a diario para dejar los turismos mientras acuden a sus empresas.
Una vez que consigan su objetivo harán llegar todo ese apoyo al Consistorio para que por fin se les haga caso y se plantee construir un parking, pues en las últimas semanas los agentes han incrementado la presión policial sobre aquellos que no respetan las zonas habilitadas para el aparcamiento.   
Según denuncian los operarios, “nas últimas semanas, varios empregados atopáronse con multas por mal estacionamento”. En este sentido, aseguran que el problema es que no hay espacio para todos los conductores que acuden a ese barrio industrial y ven injusto que se busque “recaudar” aprovechando esa circunstancia. 
La idea que manejan es que se cree un espacio reservado en la confluencia de la avenida de Finisterre y Severo Ochoa. El único problema es que, a priori, tampoco hay terrenos libres en los que se pueda implementar una infraestructura de estas características. De hecho, desde la asociación de empresarios siempre han hablado de la carencia de plazas como uno de los principales problemas. Prueba de ello es que en los últimos meses decenas de conductores le han perdido el respecto a la propiedad privada del antiguo centro comercial Dolce Vita y dejan sus vehículos en las aceras. También bloquean los accesos en coche, que ya están tapiados previamente, e incluso aquellos que funcionaban como salidas de emergencia.
Además, la utilización del parking disuasorio de Lonzas se antoja imposible porque no hay una conexión que permita que los ciudadanos lleguen a sus trabajos.

Cientos de trabajadores reclaman al alcalde un aparcamiento en A Grela