El gobierno local rechaza todas las alegaciones al presupuesto municipal

29 febrero 2012 / 01 marzo 2012 página 22 sada.- aprobados los presupuestos ante la protesta silenciosa de varios empleados el depido de dos trabajadores fue discutido por la corporación mientras se exhibían camisetas entre el p&uacu
|

El gobierno local ha rechazado todas las alegaciones que se presentaron a los presupuestos de 2012 después de que estos se aprobaran inicialmente el pasado 28 de febrero y se abriera un período e exposición pública precisamente para ello, para alegar contra el documento. En el Registro Municipal se recibieron, durante este plazo habilitado después de que se publicara el acuerdo plenario en el BOP, las alegaciones formuladas por el grupo municipal del BNG y por el secretario general de aPsi (Alternativa Progresista Sada Independientes), Argimiro Casco, quien presentó sus alegaciones tanto como representante de dicha formación como de modo particular.

En este último caso, y así lo recordaba el propio Casco hace tan solo unos días, se da la circunstancia de que el concejal de este partido, Fernando Campos, sí apoyó en la comisión informativa previa al pleno de febrero –no asistió a la sesión del día 28 por problemas familiares–, lo cual no hizo más que reafirmar los problemas existentes en el seno de la directiva de aPsi. Uno apoya el documento, el otro alega contra él. “Parece que alguien perdió el norte de sus orígenes”, aseguraba el secretario general esta misma semana.

En cuanto al BNG, en sus alegaciones fue consecuente con las enmiendas que en el pleno de febrero intentó, sin éxito, defender. Los votos del gobierno local decidieron echar abajo los argumentos que pedían su debate de urgencia, por lo que el portavoz nacionalista, Abel López Soto, se limitó a leerlas.

 

Plaza > No obstante, en la alegación presentada por el BNG únicamente se reflejaba su rechazo a la contratación de una plaza de coordinador general que, a su juicio, infringiría la ley en la que se indica que “durante el 2012 no se procederá a la incorporación de nuevo personal, salvo la que pueda derivarse de la ejecución de procesos selectivos correspondientes a Ofertas de Empleo Público de ejercicios anteriores…”.

En cualquier caso, el ejecutivo de Ernesto Anido está convencidos no solo de su legalidad, sino de la necesidad de contar con esta figura que, como ya indicaron en alguna ocasión, trabajará bajo la dirección del alcalde y asumirá el mando de los recursos humanos en coordinación con la edil de Régimen Interior, María Núñez, y se encargará igualmente de la planificación de la política presupuestaria “mediante la definición de los objetivos y los programas en cada ejercicio”. Otra de las tareas que el regidor encomendará a este puesto de libre designación –y que tanto el BNG como el PSOE lamentaron que será para “un amigo”– será la del “asesoramiento y la toma de determinadas decisiones en materia de personal”, así como la coordinación de todas las áreas del Ayuntamiento “para alcanzar un mayor nivel de eficacia, eficiencia y calidad”.

Las enmiendas que los nacionalistas llevaron al pleno del 28 de febrero también incluían otros puntos en los que solicitaban el mantenimiento de las dos plazas que darán con dos trabajadores interinos en el paro, que se harán efectivas en cuanto se aprueba de manera definitiva el documento; partidas para la puesta en marcha del centro de día de Mondego o el servicio de transporte interparroquial Sadabús o, por último, que el documento de los presupuestos estuviera expuesto al público durante 30 días hábiles y no 15, como así estaba inicialmente estipulado y como al final sucedió.

Algunos de estos puntos sí fueron sin embargo alegados por Casco en su escrito presentado el 16 de marzo –quien también incluyó la anulación de la partida del puesto de coordinador–, pero finalmente ninguno de ellos ha sido admitido por el gobierno local.

El gobierno local rechaza todas las alegaciones al presupuesto municipal