Los expropiados del aeropuerto advierten de la posible paralización de los trabajos

|

El Ideal Gallego-2011-06-23-003-b886ed3a

redacción > a coruña
  Las plataforma de afectados por la ampliación de la pista de Alvedro se encargó ayer de rebajar la euforia de las autoridades, que se felicitaban por el comienzo de los trabajos. El representante legal de estos expropiados, que no llegaron a acuerdo con AENA por la afectación de sus bienes, Xoán Antón Pérez Lema, advirtió la pasada jornada de la posibilidad de que debido al contencioso abierto por el colectivo, puedan llegar a paralizarse las obras dentro de unos meses.
La plataforma presentó un recurso ante el Tribunal Superior en contra del proyecto, y otro ante el Supremo, oponiéndose a la urgente ocupación de las parcelas. Según el abogado, la sentencia de este último podría conocerse antes de final de año y la otra, en la primavera de 2012. De ser favorable a los intereses de los afectados, cabría la posibilidad de que se ordenase no solo que se detuvieran las obras, sino también que se repusiera la legalidad, volviendo a la situación anterior a noviembre de 2010, cuando se aprobó el proyecto.
La judicial no sería la única vía, según Pérez Lema, por la que se podría detener la actuación, pues prevé que un cambio de color político en el Gobierno estatal, tras la elecciones generales, generaría dudas sobre su continuidad. “Se muda o Goberno, o ministro de Fomento que entrara podería ordenar en 15 ou 20 días a suspensión dos traballos”, manifestó.
Los expropiados que no cerraron un acuerdo privado con el órgano aeroportuario mantienen su negativa, al considerar que se trata de una obra “desproporcionada e absurda, sen ningún sentido no tocante ao equilibrio territorial”. Lema añade que, además, es “ilegal”, pues vulnera el Plan Director. Ante esta situación, avisan de que estarán vigilantes por el cumplimiento estricto de las condiciones impuestas por la declaración de impacto ambiental, que establece requerimientos “moi esixentes” sobre el desarrollo de las trabajos, que pasan por que se conserven ciertos elementos patrimoniales, como la iglesia de Santo Estevo de Tarrío, el traslado del Pazo dos Vales y otro cruceiro cercano o la protección de una serie de acuíferos.

Los expropiados del aeropuerto advierten de la posible paralización de los trabajos