Stop Desahucios recurrirá al Valedor para frenar el desalojo de mañana

más de cien personas marcharon por la calle del padre feijóo y llegaron a cortar el tráfico patricia g. fraga
|

El centro de la ciudad se sumó ayer con una manifestación a los actos convocados en toda España en apoyo a la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que pretende instaurar la dación en pago. Unas 120 según la Policía Local (la organización eleva esta cifra a más de 200) caminaron desde la plaza de Vigo hasta Linares Rivas para pedir que el Congreso apruebe esta medida y, a nivel local, exigieron que pueda seguir en su casa del Padre Feijóo la anciana de 85 años sobre la que pesa una orden de desahucio que se hará efectiva mañana. El portavoz de la plataforma coruñesa, Joaquín Díaz, adelantó que piensa solicitar al Valedor de Pobo que intervenga en favor de la octogenaria.

Una octogenaria será expulsada de su piso en Padre Feijóo por impago del alquiler

Aprovechando la ocasión que les brindaba la convocatoria de ayer, durante la marcha se detuvieron delante del número 9 de Padre Feijóo, donde vive la afectada por el desalojo, Aurelia Rey, y cortaron la calle durante unos minutos, por lo que agentes de la Policía Local se vieron obligados a cortar el tráfico mientras duró la protesta. En ella, los manifestantes corearon “Aurelia Rey se queda / Aurelia no se va” y el ya conocido “este desalojo lo vamos parar”.

 

a las diez de mañana

Díaz, que participaba en la manifestación, reconoció que no será posible pedir la intervención del Defensor de Pobo antes de que tenga lugar el desalojo, programado para las 10.00 horas de mañana. Por eso confía en aplazarlo con una protesta y ganar tiempo para encontrar una solución, aunque es consciente de lo limitados que son los poderes del Valedor do Pobo en este caso. “Si Aurelia tuviera menos ingresos podría optar a un alquiler social, pero no es este el caso”, añade.

Más de cien personas se manifestaron en
la plaza de Vigo por la dación en pago

La inquilina lleva viviendo en su piso de Padre Feijóo desde hace cuarenta años en régimen de alquiler, pagando una renta antigua de 165 euros. Sus caseros la denunciaron por impago de una mensualidad el año pasado y han conseguido una orden de desahucio, a pesar de que la anciana asegura que ha pagado el alquiler y se niega a marcharse de lo que considera su hogar, igual que ha rechazado mudarse a una residencia de ancianos.

Stop Desahucios recurrirá al Valedor para frenar el desalojo de mañana