Castigo a la falta de puntería

01 octubre 2018 Fútbol Segunda División B Temporada 2018-2019 Fabril - Salamanca UDS: 1-0
|

Un ‘déjà vu’ para el filial, que en sus siete derrotas ligueras siempre se quedó a solo un gol de sumar el empate.  
El partido comenzó con un gran susto. Uxío, en busca de un centro de Víctor García, golpeó involuntariamente con su rodilla izquierda la cabeza de Irureta. El cuerpo del portero cayó a plomo al césped tras el choque y la angustia se apoderó de Abegondo en los siguientes minutos. Por suerte Irureta recuperó la consciencia pero tuvo que ser retirado en camilla y sustituido por Carlos Morales. Posteriormente se conoció el parte médico: rotura de mandíbula.

Las malas noticias no acabaron ahí. Uxío, que se mostró muy preocupado por la salud de Irureta, poco después también tuvo que ser sustituido debido a una lesión muscular. May entró en su lugar. 

Con tanto parón el primer cuarto de hora de partido no existió. El encuentro comenzó en el minuto quince con un Fabril que tenía la intención de combinar por dentro con Sebastien y Montiel. También se mostró participativo Juanje, con conducciones en diagonal pero casi todas sus acciones y las de sus compañeros fueron abortadas por un Sanse que se presentó en Abegondo con un guión claro: seriedad defensiva y salidas a la contra con mucha velocidad.

Así fue inclinando poco a poco el campo y haciendo daño al filial. El primer aviso lo protagonizó Agüero con un tiro potente que se marchó rozando el poste. El segundo ya fue para dentro. Zazo, más solo que la una, casi no tuvo que levantar los pies del suelo para rematar un córner a la escuadra. 0-1.

Pedro López, salvador
El gol dejó grogui al Fabril, que solo acertó a sacudirse el empuje del Sanse con un latigazo de Juanje desde el balcón del área que despejó Morales. Fue un espejismo porque hasta el descanso se vieron los peores minutos del Fabril.

Pedro López mantuvo al equipo coruñés con vida con dos paradones en dos minutos y acto seguido se repitió la jugada del 0-1, aunque esta vez Perales tuvo que saltar para cabecear fuera un lanzamiento de esquina. El Fabril pedía a gritos el descanso pero tiró de orgullo para meter el miedo en el cuerpo al Sanse con dos ocasiones. En la primera Juanje no acertó a rematar un córner ya casi en la línea de gol y en la segunda Sebastien golpeó de forma deficiente un balón franco desde el punto de penalti.
Tras el paso por vestuarios, el Fabril se salvó de un nuevo mazazo. Galindo conectó un disparo que se alojó en la portería de Pedro López pero el árbitro anuló el gol a instancias de su asistente por un fuera de juego posicional de Perales, que estaba en la trayectoria del tiro.

Mejoría
A pesar del susto, el filial inició el segundo acto ofreciendo otra cara. Probó suerte desde lejos por medio de Carlos López, Montiel, Víctor García y Quique Fornos, consiguió circular el balón con más ritmo y puso varios centros peligrosos que no encontraron rematador. El Fabril parecía otro pero todavía quedaba afinar la puntería. Pero no lo logró.

El Sanse se limitó a administrar la renta aumentando el número de jugadores por detrás del balón y solo se permitió algún lujo en salidas a la aventura de Castel o Carlitos.

Tito Ramallo echó el resto en los últimos diez minutos metiendo en el campo a Gandoy y Adri Castro por Gazika y Sebastien. Poco después, en el 84, el Fabril logró el 1-1 pero el gol de Lucas fue anulado por fuera de juego del lateral. 

Aún hubo tiempo para una ocasión más de Víctor García, que conectó una volea fuera tras un centro de Adri Castro. 

El filial se volvió a ir de vacío aunque esta vez con una imagen, la de la segunda mitad, a la que agarrarse.

Castigo a la falta de puntería