Los préstamos hipotecarios a coruñeses crecieron casi un 16% en el último año

Los bancos también están facilitando la financiación a algunas empresas constructoras javier alborés

Las viviendas de A Coruña, tanto nuevas como usadas, tienen cada vez un mayor atractivo para los compradores. Si primero fueron los promotores inmobiliarios los que se hicieron eco de un pequeño repunte de este mercado, ahora los notarios –fundamentales en este tipo de operaciones– muestran la evolución al alza con datos. Las estadísticas relativas a A Coruña que maneja el Consejo General del Notariado indican que en 2015 la formalización de préstamos hipotecarios se incrementó casi un 16%. Asimismo las adquisiciones de hogares aumentaron un 6%.
La nueva política bancaria de volver a prestar dinero para comprar una casa no solo es una teoría de los constructores. Los notarios coruñeses dieron fe el año pasado de 2.839 firmas de préstamos para hacer frente a hipotecas. La cifra representa tan solo el 34% de los contratos que se firmaron entre particulares y bancos en 2007 (8.331) pero aún así supuso un importante repunte en relación a 2014. Entre un ejercicio y otro la subida fue del 15,7% y no se contabilizaban tantos préstamos desde 2011, cuando el sector medió en 2.898 acuerdos.
Además, los números de este año evolucionan de manera similar pues, según el Consejo, entre enero y marzo se acordaron 736 créditos personales.

un 36% del total de 2007
El incremento de las hipotecas destaca mucho más después de unos años en los que apenas se concedían, pero los notarios también corroboraron muchas compraventas en 2015.
En concreto, se registraron 6.395 cambios de dueño, es decir, un 6% más que en 2014. Aun así, el dato supone solo un 36% de las ventas que se dieron en 2007 (17.944), antes de empezar la crisis. A pesar de ello, los resultados no eran tan buenos desde 2012 y en el primer trimestre de este año ya se han cerrado 1.533 traspasos de manos.
“Las estadísticas del mercado inmobiliario, y también del hipotecario, han mejorado levemente y esa puede ser una explicación”, resalta la presidenta del Colegio Oficial de Notarios de Galicia, Isabel Louro, sobre la evolución positiva.
Aunque reconoce que en Galicia “no ha habido un repunte espectacular”, asume que la situación está mejor. Ello a pesar de una pequeña bajada en los últimos meses, que achaca también al contexto de inestabilidad política.
Las cosas van mejor para los promotores, para los vendedores de viviendas y también para los notarios porque “los consumidores vuelven a tener acceso a la financiación y la vivienda es un gasto fundamental”. Eso sí, de momento las grandes promociones se cuentan con los dedos de las manos, entre otras cosas porque los constructores han sufrido los problemas de la burocracia municipal a la hora de tramitar licencias y permisos de obras, mayores y menores, y rehabilitaciones. Estos todavía no han cogido un buen ritmo a pesar del inicio del nuevo curso.
“En la comunidad estamos al nivel de 2006, que no fue un año malo, pero hay que tener en cuenta que estamos hablando de diez años después”, puntualiza Louro.

Los préstamos hipotecarios a coruñeses crecieron casi un 16% en el último año

Te puede interesar