Más de 500 niños de cero a tres años inician el curso en las escuelas infantiles autonómicas

El delegado de la Xunta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, apoyó a los niños en esta dura jornada | quintana
|

Los niños de cero a tres años fueron de los primeros en estrenar el nuevo curso en la ciudad. Ayer mismo las siete escuelas infantiles de A Coruña que dependen de la Xunta recibieron a 534 escolares que vivieron la jornada con nervios y algunos lloros. El delegado de la Xunta en la provincia, Ovidio Rodeiro, aprovechó para visitar la Galiña Azul de Eirís y explicar algunas de las novedades para el nuevo año escolar.
La red de la Galiña Azul, adscrita a la Consellería de Política Social, echó a andar otro curso ayer con un total de 8.023 niños admitidos en las aulas disponibles. En el municipio fueron un total de 534 los que pudieron conseguir plaza en alguna de las siete escuelas, mientras que otros 261 quedaron en lista de espera.
En total hubo 15 vacantes en estos centros, pero la demanda no se pudo acomodar a la oferta debido a que las plazas que quedaron libres no coinciden con las clases en las que deberían ir los estudiantes que pidieron el acceso por cuestión de edad.
En cualquier caso, la Xunta aseguró que aquellos que no han tenido la oportunidad de acceder a la red pública tendrán la posibilidad de acogerse al programa del bono concilia, por el que se opta a una ayuda para el pago de otros colegios que oscila entre los 45 y los 250 euros mensuales según la renta de la unidad familiar.
Una de las novedades de este año es que en vacaciones quedarán abierta una escuela infantil por localidad con independencia de la demanda que exista. Además, se abrirá la posibilidad de pedir traslado de centro en un mismo ayuntamiento por cambio de domicilio o de trabajo.
“É un proxecto de calidade que potencia a educación en valores como a tolerancia e o respecto, superando o concepto de garda e custodia”, resaltó el delegado de la Xunta. Asimismo puntualizó que “estamos a falar dun ambicioso proxecto que busca superar as desigualdades territoriais e diminuir as diferenzas entre a Galicia urbana e a rural".

Más de 500 niños de cero a tres años inician el curso en las escuelas infantiles autonómicas