Los desvíos hacen de Alvedro el único aeropuerto gallego que perdió pasajeros en febrero

15 enero 2016 A Coruña.- El comité de Alvedro advierte de que sin Air Europa peligra el millón de viajeros La plantilla agradece la labor de la exconcejala Luisa Cid en favor de las conexiones
|

El mal tiempo que reinó durante febrero, con fuertes vientos y temporales, causó numerosas cancelaciones y desvíos que han tenido su reflejo en las estadísticas. Según AENA, el aeropuerto coruñés registró un total de 73.096 pasajeros, un 0,9% menos que durante el mismo período del año anterior.  De estos viajeros, 72.532 utilizaron vuelos comerciales (un 0,7% menos), 64.326 trayectos nacionales (un 0,2% menos) y 8.206 internacionales (un 4,4% menos).
En cuanto a las operaciones, en Alvedro se registraron 1.063 vuelos (un 3,8% menos), de los cuales 717 fueron vuelos comerciales (-1,8%). De estos movimientos, 636 fueron operaciones nacionales (un 5,1% más) y 81 internacionales. El tráfico de mercancías movió en la terminal coruñesa más de 13 toneladas durante el segundo mes del año, un 28,4% más. 
En general, las cifras de Alvedro han mantenido una tendencia positiva, desde noviembre de 2013 hasta finales de 2014, solo afectadas por el mal tiempo. A partir de enero de 2015 comenzaron a incrementarse de nuevo las cifras, hasta la caída registrada el mes de agosto y ahora en febrero de 2016. La incidencia de los temporales en la costa norte es lo que ha pasado factura al aeródromo coruñés, mientras que Santiago, situado en el interior, o Vigo, más al sur, han salido indemnes. 
Una prueba de ello es que el aeropuerto de Peinador continuó creciendo en febrero, hasta lo 61.208 pasajeros, lo que supone un crecimiento del 36,9% con respecto al mismo mes de año anterior. En cuanto a la terminal de Santiago, por Lavacolla, pasaron un 27,3% más de viajeros (152.849).
Por otro lado, hay que tener en cuenta las condiciones de la pista de Alvedro, punto en el que hace hincapié el presidente del comité de los trabajadores, Justo Pérez, que recuerda que es necesario un sistema de ayudas para la cabecera 03. Pérez recuerda que la obra realizada por AENA para mejorar los requisitos de seguridad redujo en 150 metros la pista disponible para aterrizar y acerca la trayectoria del avión otros 150 metros más al Monte Xalo, “influyendo de forma negativa en la altura de decisión, con las consecuencias que eso conlleva en los aterrizajes con condiciones climatológicas adversas”, según sostiene el presidente del comité. Es decir, que influye directamente en los desvíos hacia Santiago, puesto que los pilotos prefieren no arriesgarse a hacer una aproximación demasiado ajustada. 

falta de presión
AENA adoptó esta solución, no del todo satisfactoria, por motivos económicos. “Optó por la alternativa más barata y restrictiva  de las cuatro que contemplaba el Plan Director”, señala Pérez, que carga la responsabilidad en la agencia y señala que en Asturias se pretendía adoptar la misma solución que en Alvedro, pero que la presión política, tanto a nivel comunitario como municipal, obligó a AENA a rectificar. 
En cambio, en el caso de A Coruña, la falta de publicidad tras la adopción de la decisión adoptada para con Alvedro, impidió un frente similar al de Asturias. “Por parte de los trabajadores se intentó alertar a los equipos del gobierno anterior y actual”, recuerda Pérez.

Los desvíos hacen de Alvedro el único aeropuerto gallego que perdió pasajeros en febrero