El Celta, a dar la campanada

31 enero 2015 / 24 abril 2015 / 26 abril 2015 MADRID, 06/12/2014.- El defensa del Real Madrid Daniel Carvajal (i) lucha un balón con el defensa del Celta de Vigo Jonny Castro (d), durante el partido correspondiente a la decimocuarta jornada de Liga
|

El Real Madrid y el Celta de Vigo abrirán la vigesimoctava jornada de Liga BBVA, en un partido en el que los de Zinédine Zidane buscarán volver a la senda de la victoria en el Santiago Bernabéu, para lo que no debe despistarse por la vuelta de la Liga de Campeones ante un rival con mucho peligro.
Los merengues, a pesar de que este miércoles consiguieron los tres puntos ante el Levante, no dejaron una imagen muy sólida sobre el césped del Ciutat de València ante el colista de la tabla, dejando claro que el efecto producido por la llegada del francés ha perdido un fuelle que se antoja clave recuperar cuanto antes. A doce puntos del FC Barcelona y con el Villarreal acechando su tercera plaza, la visita de los de Eduardo Berizzo será una prueba de fuego para medir el nivel con el que los blancos llegan a la máxima competición europea, sobre la que centran todas sus esperanzas esta temporada y que podría provocar esas ‘reservas’ mentales y físicas, las cuales pueden facilitar las cosas de los visitantes, un equipo rocoso y competitivo.
La victoria ante el Levante no trajo demasiadas buenas noticias, centradas más en el rendimiento de la ‘segunda unidad’ liderada por los canteranos, y acrecentó las críticas sobre jugadores como James Rodríguez o las dudas sobre el estado físico del conjunto blanco.
Sobre el césped del Bernabéu, el galo manifestó en rueda de prensa que estará el “mejor equipo”, aunque en el centro del campo se verá obligado a hacer cambios por las bajas de Luka Modric, que aún no está listo para jugar, y Toni Kroos, que será baja por gripe, por lo que todo apunta a que el brasileño Casemiro, que ya fue titular ante el Levante, pueda repetir y que Isco, suplente el miércoles, pueda volver.
James podría ser el tercer componente de ese centro del campo, pero también existe la posibilidad de que entre un jugador de mayor potencial físico como Kovacic, de cara a pelearle la pelota a un Celta que no renunciará a su estilo ofensivo y descarado.
El colombiano también podría tener sitio arriba como compañero de Cristiano Ronaldo, aunque el rendimiento de Borja Mayoral, único ‘9’, y el buen trabajo de Lucas Vázquez ante el Levante le cierran esa puerta. Además, Gareth Bale ya está listo tras mes y medio de baja, pero parece probable que parta desde el banquillo para tenerle más fino ante la Roma. Atrás, Sergio Ramos, Carvajal y Marcelo vuelven y Zidane tendrá que decidir si reserva a alguno para el martes.
El Celta, por su parte, viaja a la capital española con las intenciones de aprovechar la situación de inestabilidad que atraviesa el Real Madrid para intentar seguir una semana más en la sexta plaza, que le asegura un sitio en la Europa League. 
El conjunto gallego se ha recuperado de un momento complicado de temporada y ha         encadenado tres jornadas consecutivas sin perder, con siete de los últimos nueves puntos posibles. La vuelta de Nolito ha dado nuevamente mucho peligro ofensivo a los del ‘Toto’ Berizzo, muy atrevidos el pasado miércoles ante el Villarreal juntando al andaluz, Aspas, Orellana y Guidetti, lo que parece más improbable este sábado.
Y es que el técnico argentino recupera para el centro del campo a Pablo Hernández, que volvería al once a Daniel Wass y Marcelo Díaz, provocando qeu uno de los cuatro jugadores ofensivos fuese al banquillo. Atrás, el Celta tiene la importante baja de Gustavo Cabral, que añadida la ausencia ya conocida por lesión de Fontàs, permitirá la entrada de Planas, con este o Hugo Mallo de central. n 
 

El Celta, a dar la campanada