Valentín G. Formoso | “Cualquiera que esté dispuesto a apretar el acelerador hacia las municipales tiene cabida en este PSOE”

El candidato González Formoso asegura que las diferencias con su oponente no son sustanciales, sólo perfiles | P. G. Fraga
|

Convencido de que un proceso de primarias no entiende de padrinos y que es en la militancia en la que reside el poder para cambiar el partido, Valentín González Formoso está “seguro” de que los socialistas sabrán recuperar la “paz social que muchos compañeros necesitan para abandonar su hibernación política” y afrontar con éxito las municipales de 2019.

¿Qué sensaciones le ha transmitido la militancia en este proceso de primarias del PSOE de A Coruña?
Percibo unas ganas enormes de que entre todos construyamos un proyecto sosegado, más centrado en dar respuestas a la sociedad y a los retos que se nos plantean cada día que en confrontaciones internas... Una llamada clara de la militancia para hacer un proyecto solvente que nos permita alcanzar las instituciones para poder cambiar la vida de muchas personas, simple y llanamente.

¿En esas confrontaciones internas a las que apunta, está siendo neutral la postura de la dirección autonómica de Gonzalo Caballero?
He mantenido alguna conversación con él al respecto y siempre me ha dicho que no tiene preferencias, y así lo ha dicho también públicamente.... Y así debe  ser.  Entiendo que se preocupe de los procesos provinciales porque al final, unos malos resultados en los procesos provinciales influyen en la capacidad que pueda tener el partido a nivel autonómico y en sus opciones para gobernar las instituciones. Por tanto, es normal que siga con interés, pero siempre desde el respeto a la decisión de los compañeros y compañeras, que son los que legítimamente ponen y sacan direcciones en el PSOE. En este caso, insisto, no tengo la sensación de que la dirección autonómica se esté inmiscuyendo en el proceso, ni mucho menos...

Sin embargo, desde el equipo de Gonzalo Caballero han justificado posibles alianzas contra su candidatura en el hecho de que quien la encabeza es el presidente de la Diputación de A Coruña...
Desde mi punto de vista, quien haga esa afirmación está equivocado. Si algún compañero realizó esas declaraciones, a título individual o particular, debería justificarse ante la militancia. Porque precisamente esa es la fortaleza de esa candidatura, que somos gente que provenimos y estamos en el mundo municipal, que es del que estamos hablando. Porque las agrupaciones municipales son motores de alternativa política en los ayuntamientos, que es para lo que se crean las agrupaciones, para optar a las instituciones municipales, no solo para debatir en asambleas. El objetivo final es gobernar las instituciones para cambiar, siempre para bien, la vida de la gente. Eso es lo que dicen nuestros estatutos y lo que decía Pablo Iglesias: “No os regocijéis en la grandeza de nuestras ideas, sino que las apliquéis allá donde estéis”. Por lo que es una justificación que respeto, pero que no comparto.

¿Que usted sea el presidente de la Diputación de A Coruña lo coloca en una posición más fuerte en ese proceso de primarias del PSOE?
De entrada, es una plataforma para el conocimiento radiografiado de cada uno de los 93 ayuntamientos que coloca al partido con una ventaja importante, pero tampoco es garantía de nada, pues va a depender de la actitud. Porque si el secretario provincial es presidente de la Diputación y  no lo sabe aprovechar, no está a la altura de las circunstancias y no le dedica el tiempo que necesita este trabajo, pues evidentemente no hay garantía de éxito para el PSOE. Pero si esa herramienta se sabe utilizar bien, con respeto a la institución y mucha dedicación, con tiempo, por las tardes, en un período tan corto como un año y medio el resultado puede ser bueno, muy bueno... Dicho esto, considero que no es garantía de nada si no va acompañado de una actitud positiva, ilusionante...

¿Cuáles son las líneas principales de su proyecto para el PSOE?
El primer objetivo es remover a aquellos compañeros y compañeras que están desmotivados, que siguen afiliados al PSOE y que no se dejaron seducir por el populismo y que están deseando un partido de consenso que construya desde el consenso, para poder dar un paso adelante e identificarse delante de la sociedad como socialistas. Porque el reto es recuperar nuestros importantes recursos humanos y reconectarnos con la sociedad hablando de los problemas que de verdad le importan a la gente, recuperar derechos laborales que ahora están en tela de juicio, reducir las cifras de paro de la provincia, definir cómo frenar la despoblación del rural... y, desde el PSOE de A Coruña, posicionar al partido a nivel federal...

Un discurso similar al de la otra candidatura ¿En qué difiere su modelo del de Mercedes Rosón?
Es más una cuestión de perfiles que de diferencias sustanciales. Coincido con Mercedes en casi todos los planteamientos, con ella y con los siete compañeros que nos presentamos de inicio. El reto es afrontar las elecciones municipales de 2019 y hay que llegar rodado, con el trabajo hecho, con equipos sólidos e ilusiones renovadas, sin divisiones... Habiendo superado cualquier confrontación.

¿Eso quiere decir que si gana integrará en su equipo a Rosón?
El único requisito para cualquiera de los compañeros que se presentaban es disponibilidad. Si se integran para salir en la foto, no tienen cabida. Al contrario, cualquiera dispuesto a trabajar y apretar el acelerador en este año y medio va a tener cabida.

¿Serán capaces de recomponer el PSOE para entonces en las grandes ciudades, ve liderazgos sólidos en alguna de ellas?
Las candidaturas municipales no son competencia de la provincial, pero todos aportaremos nuestro grano de arena. Tenemos que ofrecer el ambiente adecuado a esos compañeros que, siendo figuras destacadas en su ámbito se sienten desmotivados. l

Valentín G. Formoso | “Cualquiera que esté dispuesto a apretar el acelerador hacia las municipales tiene cabida en este PSOE”