¿Quién dijo que la Navidad no se podía pasar en “tiendas de campaña”?

Las marionetas serán protagonistas con dos festivales
|

Sin la necesidad de dormitar en esterillas, pero con la opción de pasar las vacaciones activos, los niños disponen de una amplia variedad de campamentos navideños, donde podrán tocar la creatividad con las manos y en compañía de otros con la misma altura. La Fundación Jove anima a participar en una ludoteca inspirada en las películas. “Jugando al cine” introducirá a los participantes en los tipos de cintas que pululan en el mercado y los valores que van inmersos en el guión. Todo en un ambiente de distensión y en grupos que no superarán las veinte personas.
La actividad tendrá lugar los días 23, 24, 26, 27, 30 de diciembre y el 2 y 3 de enero, de 09.00 a 14.00 horas y en la sede de la institución. Para apuntarse, será necesario inscribirse en la web de la Fundación Jove. Cuesta 20 euros, siendo gratuita para niños con algún tipo de minusvalía. Muy cerca, el MAC elige el teatro y la danza como vehículos capaces de avivar la imaginación y generar debate. Reflexión que cada uno conducirá por sus adentros hasta volcar su mundo interior en una obra escénica, que representarán al final de la partida.
“Pequeños artistas escénicos” tendrá lugar el 26, 27, 28 de diciembre y 2 y 3 de enero, de 11.00 a 14.00 horas y con un coste de 40 euros, que se abonarán por anticipado. Para ello, se deberá rellenar una hoja de inscripción que está colgada en la web y presentarla en el museo.
Por su parte, los centros municipales del Ágora y el Fórum Metropolitano tienen abierto el plazo hasta el viernes para apuntarse a campamentos que aunque no se desarrollarán al aire libre sí se irán a los colores de la naturaleza para coger ideas.
Sus tonalidades y los seres que habitan sin pijama entre lo verde servirán para proponer actividades motrices, plásticas, musicales y teatrales los días 23, 26, 27 y 30 de diciembre y 2, 3, 7 y 8 de enero. Dirigida a chavales nacidos entre 2001 y 2010, la opción de ocio que presenta el Ayuntamiento cuesta 35 euros y los interesados podrán confirmar su presencia en ambos centros.
En este caso, guiados por elfos y duendes, los pequeños que pasen sus vacaciones en los intestinos de la librería Cascanueces realizarán distintos talleres y harán salidas por la mañana, de 09.00 a 14.30 y por la tarde, de 16.30 a 20.45 horas. El local se adapta a las necesidades de los padres e incluso propone la opción de comedor. El precio es de 60 euros por niño, 55 si son dos hermanos, y 50 en caso de venir tres de la misma sangre.

la pequeña bauhaus
Recién abiertas sus puertas, La Pequeña Bauhaus se une al cambalache cultural y ofrece un taller que hará bailar a los participantes con las diferentes artes, pero con Kandinsky como figura inspiradora. Su forma de revolucionar la plástica servirá para que los pequeños creen en otros formatos y a partir de sus pinceladas en un espacio, que está situado en la calle de Rosalía de Castro. La Pequeña Bauhaus arranca con cinco becas para familias sin recursos y distintos tipos de bonos.  
Otra de las alternativas para que los niños pueblen su cabeza de conceptos la pone la muestra “Ilusionismo, ¿Magia o Ciencia?”, en Méndez Núñez, que programa el taller “El misterio de la noche desaparecida” para criaturas de tres a siete años los sábados, domingos y festivos, a las 11.00 horas. Para los mayores de ocho años, propone a las 12.00 horas y los mismos días “Altamente improbable. Sentidos, percepción y cerebro. En la exposición, la Obra Social “la Caixa” le da la vuelta a la tortilla y se pone del lado de la ciencia para ver cómo los que usan chistera han tirado del conocimiento.

¿Quién dijo que la Navidad no se podía pasar en “tiendas de campaña”?