Unas prácticas de oratoria que también hacen reflexionar sobre el modelo educativo

El Ideal Gallego-2017-02-04-011-0565b0c1
|

Los torneos de debate no son territorio vedado más allá de Estados Unidos. Y en A Coruña empiezan a saberlo gracias a una inmersión rápida en el arte de la oratoria y la confrontación de argumentos. Esta semana alumnos de un total de nueve centros educativos de la ciudad vivieron esa experiencia de la mano del II Torneo de Debate Académico Talkk que se celebró en la Fundación Barrié durante varias jornadas. 
Después de una semana luchando, dialécticamente, por dilucidar si “¿Debe España apostar por un sistema educativo sin materias ni horarios fijos?” ayer se abrieron las puertas de las sesiones para que los padres y cualquier coruñés de a pie pudiese disfrutar con los discursos de las nuevas generaciones. 
Y la sesión no defraudó a nadie. Rodeados de cámaras de fotos profesionales y móviles con el vídeo en modo on, los estudiantes fueron turnándose para esgrimir sus consideraciones a favor o en contra del sistema educativo sin un calendario encorsetado tal y como se conoce hoy en día. 
Después de que los días 30 y 31 de enero y el 1 de febrero los jóvenes discutieran a puerta cerrada, ayer por la mañana hubo tres aulas disponibles para seguir las últimas guerras orales de los participantes. 
Mientras muchos alumnos de los colegios Compañía de María, Esclavas S.C. De Jesús,  Peñarredonda, Maristas Cristo Rey, Liceo La Paz, Colegio Internacional Eiris, Hogar de Sta. Margarita, Grande Obra de Atocha y Montespiño iban llegando poco antes de su intervención y otros esperaban en una improvisada sala de espera donde se podían sentir los nervios y la tensión previa a tener que hablar en público, en las salas de debate se fraguaban discursos dignos de cualquier orador adulto. 

alumnos aventajados
Algunos y, sobre todo, algunas (las chicas fueron mayoría) mostraron gestos e, incluso, formulaciones propias de los políticos más aventajados. Eso fue lo que tocó. En sesiones de 18 minutos con una presentación de cuatro minutos por cada uno de los dos equipos contrincantes, cuatro tandas de respuesta de un minuto y medio cada una y una conclusión final de tres minutos en contra y otra a favor de mantener los horarios tal y como están.  
Los equipos, de cinco personas de edades comprendidas entre los 13 y los 17 años (estudiantes de 1º de ESO a 1º de Bachillerato), dividieron las intervenciones en tres partes con sus tres respectivos oradores. Hubo muchos apuntes sobre la marcha y alguna que otra pregunta maliciosa para desequilibrar la charla del contrario y clasificarse para las semifinales y la posterior final. 
“El sistema educativo español está obsoleto”, se escuchó por un lado. “Se necesita una reforma pero no una revolución”, dijo otra persona. “La innovación es imprescindible y necesaria”, le espetaron, mientras por el medio se colaban, con soltura, las más variadas referencias a grandes personajes. Hasta Einstein estuvo presente. Todo por convencer al jurado formado por dos personas en cada caso.
Incluso se utilizaron unas llaves para compararlas con las de la educación y hubo quien lamentó, a golpe de canto y ukelele, que el actual formato dificulte compatibilizar la educación obligatoria con otras tareas como los estudios de música. 
Y todo eso dio de sí la actividad creada por la primera Escuela de Oratoria y Debate de A Coruña, Talkk, “que nació con el objetivo de inculcar y afianzar la cultura de debate y oratoria”, en la que venció el colegio Hogar de Santa Margarita. En segundo lugar quedó el centro Compañía de María. n

Unas prácticas de oratoria que también hacen reflexionar sobre el modelo educativo