Beiras evita evaluar la actuación de En Marea en los pactos de investidura

17/02/2016 Xosé Manuel Beiras, portavoz de AGE y Anova, en rueda de prensa Beatriz Vila Couto Europa Press POLITICA EUROPA PRESS/REMITIDO
|

El portavoz parlamentario Alternativa Galega de Esquerda (AGE) y líder de Anova, Xosé Manuel Beiras, evitó evaluar por ahora la actuación de la agrupación de En Marea en las negociaciones para la investidura del socialista Pedro Sánchez, y dijo que espera el “resultado final” para ver si “es asumible o no” y si “se hizo bien o no”, al tiempo que ha defendido que los diputados de la coalición tienen un informe sobre cuestiones gallegas para estas conversaciones.
A preguntas de los periodistas en rueda de prensa  y a propósito de si espera que haya o no investidura de Sánchez, Xosé Manuel Beiras contestó que no tiene “una bola de cristal” y, en todo caso, añadió que “va a depender de los barones y los zombies del PSOE, los muertes vivientes –parafraseando a Stiglitz– como Felipe González y Guerra”.
Al respecto, ha incidido en que será cómo en función de lo que decidan (los barones) en consonancia con otros “poderes” (económicos y de otros países como Alemania), que “son los que están impidiendo que no se cambie”. De Mariano Rajoy dijo que “fue zombie antes de ser político”.
Beiras, que –al ser preguntado sobre si cree que Pablo Iglesias sobreactúa en estas conversaciones– contestó ironizando con que en términos teatrales “los actores de mucho carácter sobreactúan”, dijo, al “margen de bromas”, que hablará sobre las negociaciones “cuando se llegue al punto de llegada”.

seguimiento
El veterano político aseguró que aproximadamente hace “una semana” que no habla con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y añadió que “no” está “ haciendo seguimiento”, porque “tampoco” le “interesa demasiado” (hacerlo). Con todo, aseguró que “era sabido” que tanto el PSOE como el PP “iban a empezar a decir que Galicia no existe” en las negociaciones, como hicieron los portavoces parlamentarios el martes.
Lamentó que también el BNG, a quien no mencionó explícitamente, se sumase a estas críticas a través de su portavoz parlamentario, Francisco Jorquera. “Que nos ataquen los que hasta última hora tratamos que entrasen en una alternativa.Me jugué mucho ahí, me quemé las pestañas; hoy podríamos estar ahí con ocho o nueve diputados y ellos tendrían un parte”, dijo.
Beiras insistió en que su apuesta es la que defendió “en los últimos años”, es decir, caminar hacia un “cambio de régimen”, aunque “a corto plazo” no se consiga. Pero advirtió de que no sirve con un “cambio de inquilinos”.
El político nacionalista insistió en que hay que “derogar las leyes lesivas” para los ciudadanos, establecer un plan de servicios sociales, defender la sanidad pública, un plan del idioma propio, defender las competencias exclusivas. “Cosas que casi nadie está pensando pero que son muy importantes”, aseveró, antes de citar también la necesidad de “restablecer” la autonomía local y que las “mareas” en las ciudades puedan gobernar.

Beiras evita evaluar la actuación de En Marea en los pactos de investidura