El precio de la luz sube en España el doble que en el resto de la UE desde 2008

|

Los precios de la electricidad que pagan las familias españolas son los que más subieron en la Unión Europea entre 2008 y 2014, y lo hicieron a un ritmo que duplica la media comunitaria, según un informe presentado por el experto en el sector David Robinson, investigador senior del Oxford Institute for Energy Studies.
En concreto, entre el segundo semestre de 2008 y el mismo período de 2014, el precio de la luz aumentó en 81 euros por megavatio hora, casi el doble que la media comunitaria, que fue de 42 euros.
El incremento en términos porcentuales asciende al 52%, muy superior al incremento medio de la Unión Europea y por encima de países del entorno como Francia (46%), Alemania (35%), el Reino Unido (26%) e Italia (5%).
Estas conclusiones forman parte del informe “Análisis de los precios de la electricidad en la Unión Europea y en Estados Unidos: Una perspectiva española”, presentado ayer en Madrid por Robinson. En la clasificación de precios de los 28 países de la UE, España ocupa el cuarto lugar, solo por detrás de Dinamarca, Alemania e Irlanda. 
En 2008, España se situaba en el puesto doce, de modo que ha escalado ocho posiciones desde entonces.

EEUU
Si se compara con Estados Unidos, el precio que pagan los consumidores residenciales españoles es más del doble que el que pagan las familias estadounidenses. Para Robinson, detrás de este significativo incremento de los precios de la electricidad se encuentran los impuestos, tasas y otros recargos que financian políticas públicas y que conforman la llamada “cuña gubernamental”.
El 73 por ciento de la subida que ha experimentado el precio de la electricidad de 2008 a 2014 se debe a esta “cuña gubernamental”. “La intervención estatal es la causa de 59 de los 81 euros por megavatio hora que ha aumentado el coste de la luz en este período”, afirma el estudio.
Esta cuña representaba a finales de 2014 el 46 por ciento del precio de la luz, muy por encima del 32 por ciento que suponía en 2008, si bien en 2014 su peso descendió ligeramente debido al efecto de la reforma eléctrica.
Los costes de la energía y redes, los otros dos elementos que conforman el precio de la electricidad, pasaron de tener un peso del 68 por ciento en 2008 al 54 por ciento en 2014 en ese mismo período.
Si no se tuviera en cuenta la “cuña gubernamental” a la hora de elaborar el ránking europeo de los precios de la electricidad, España pasaría de la cuarta posición que ocupa actualmente al puesto undécimo.

El precio de la luz sube en España el doble que en el resto de la UE desde 2008