El Nobel de la Paz distingue la lucha contra el armamento químico

Copia de Copia de El Ideal Gallego-2013-10-12-040-a94b8834
|

La labor de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) fue recompensada ayer con el Premio Nobel de la Paz 2013 y reconocida por la comunidad Internacional, que se congratuló de la concesión del galardón a este organismo presente en la actualidad en Siria.
El secretario general de la ONU, Ban Ki–moon, destacó el hecho de que la concesión del Nobel de la Paz a la OPAQ se haya producido 50 días después del ataque con armas químicas registrado cerca de Damasco.
Este reconocimiento llega casi cien años después del primer uso de ese armamento, por lo que “lejos de ser una reliquia del , las armas químicas siguen siendo un peligro real y presente”, afirmó Ban en un comunicado.

un trabajo difícil
“Felicidades a la OPAQ por ganar el Premio Nobel de la Paz. La OPAQ está haciendo un trabajo difícil, pero esencial eliminando armamento de destrucción masiva y químico en Siria”, dijo el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.
El Gobierno de EEUU felicitó al organismo y sostuvo que ese premio reconoce su “valentía” y “determinación” para llevar a cabo su “vital misión” en medio de una guerra en Siria.
“El mundo nunca olvidará la pérdida de los más de 1.000 sirios asesinados con armas químicas el 21 de agosto”, indicó en un comunicado el secretario de Estado, John Kerry.
La UE, a través del presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, celebró el Nobel de la Paz porque “reconoce a la OPAQ sus esfuerzos para reducir el armamento químico, y en especial por su labor en Siria.” Barroso recordó que ya hace casi un siglo que Europa experimentó, durante la I Guerra Mundial, el sufrimiento causado por el uso de ese tipo de armamento.

compromiso
El presidente francés, François Hollande, consideró que el galardón supone un espaldarazo a la acción de su país en Siria. “El premio Nobel consagra todo lo que Francia, y no solo Francia, ha emprendido desde hace varias semanas para denunciar el uso de armas químicas y su eliminación”, señaló.
Por su parte la canciller alemana, Angela Merkel, consideró que “el premio supone un reconocimiento especial al compromiso de la organización con la tarea del desarme”.
En un comunicado, la canciller recordó el apoyo de su Gobierno, financiero y logístico, a las tareas de la OPAQ en la verificación y destrucción de las armas químicas en Siria.
El Gobierno español felicitó a la OPAQ y destacó que el premio concedido cuando se cumplen 20 años de la firma de la convención que dio lugar a esta organización, supone “un voto de confianza a la OPAQ, por la difícil tarea que le fue encomendada en Siria para la eliminación de las armas químicas”.

El Nobel de la Paz distingue la lucha contra el armamento químico