El comité catalán aboga por crear un “Consejo Ibérico” para mantener la relación con España

29 mayo 2013 página 30 BARCELONA, 16/05/2013.- El conseller de Presidencia, Francesc Homs (i), y el presidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional, Carles Viver Pi-Sunyer (d), durante la presentación del plan de trabajo de
|

El Consejo Asesor para la Transición Nacional de la Generalitat recomienda reforzar la Agencia Tributaria catalana para garantizar el flujo monetario si Cataluña se convierte en un Estado, el cual cree que debería mantener buenas relaciones con España mediante un Consejo Catalano–Español o “Ibérico”.
El presidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN), Carles Viver Pi-Sunyer, dio a conocer ayer en una rueda de prensa cuatro nuevos informes encargados por el Govern sobre “la Administración Tributaria”, “Las relaciones de cooperación entre Cataluña y el Estado español”, “La internacionalización de la consulta y del proceso de autodeterminación” y “Las tecnologías de la información y de la comunicación”.

un cierto retraso
Según explicó Pi-Sunyer, este consejo que asesora al Govern en la creación de “estructuras de Estado” elaboró estos trabajos en una docena de reuniones y ya completó en total 5 de los 19 encargados, por lo que admitió “un cierto retraso” habida cuenta de que todos deben estar elaborados en marzo de 2014.
El CATN estima también que con un Estado independiente la Agencia Tributaria de Cataluña recaudaría entre 70.000 y 100.000 millones de euros anuales, y recomienda “reforzar” la estructura ya existente de este organismo para afrontar nuevas atribuciones futuras.
También formula propuestas para implementar el nuevo sistema aduanero, y para establecer el tipo de estructura informática sobre la que se base la administración tributaria.
El primer objetivo de esta nueva administración tiene que ser garantizar “la continuidad del flujo monetario”, lo que significa que los ciudadanos sigan pagando los impuestos y que estos sean gestionados íntegramente desde Cataluña.
También recordó que, generalmente, cuando se constituye un nuevo Estado suele haber un tiempo de transición “en el que se tienen que dar ciertos pasos” de mutuo acuerdo con el anterior Estado, y que en Escocia fue previsto en un año y medio.

El comité catalán aboga por crear un “Consejo Ibérico” para mantener la relación con España