La seguridad de Alvedro congela la huelga que iba a iniciar este domingo

|

El personal de seguridad de Alvedro, perteneciente a la plantilla de la empresa Eulen que tiene la concesión, ha paralizado momentáneamente la agenda de paros que tenía prevista a partir de este domingo día 20. Los trabajadores darán un margen de un mes para llegar a un acuerdo de mejoras laborales con la compañía sin el cual podrían retomar la previsión de huelga. Por su parte, los cerca de 90 operarios de AENA y Enaire siguen adelante con su convocatoria en protesta por el empeoramiento de sus condiciones por la crisis.
Los ciudadanos que tuvieran previsto volar a o desde el aeropuerto de A Coruña a partir de este domingo pueden estar tranquilos tras la congelación de la convocatoria de huelga del comité del personal de seguridad. Los 36 operarios que trabajan en la terminal tenían previsto realizar paros de una hora en los momentos de mayor movimiento en la zona de los filtros con el objetivo de atascar este servicio en las horas punta de afluencia de viajeros para que las diversas reivindicaciones laborales alcanzasen una mayor visibilidad. 
Sin embargo, el secretario general adjunto de FeSMC UGT, Juan Manuel Carreira, confirmó a mediodía de ayer que hasta nuevo aviso no se realizarán esos abandonos puntuales de los puestos de trabajo. “Alcanzamos un acuerdo de suspensión hasta el 20 de septiembre en Eulen”, indicó el representante sindical sobre la firma que opera en Alvedro, pues por la tarde la reunión fue en Prosegur para frenar la misma situación en Lavacolla (Santiago).

Un mes de margen
En el próximo mes se abrirá una negociación entre el comité de empresa y la propia compañía para intentar que esta última acepte implementar las peticiones de los trabajadores. El gran escollo a salvar es que se equipare a todos los operarios en el llamado plus de radioscopia, que puede incrementar hasta en 200 euros el salario. 
En la práctica, lo que demandan los sindicatos es que toda la plantilla cobre ese extra ya que hasta el momento solo lo perciben aquellos empleados que se sientan frente al escáner. 
Sin embargo, desde FeSMC UGT entienden que tan expuestos a la radiación están esos compañeros como los que se colocan junto al arco por el que cruzan los usuarios de la terminal o los que se colocan a lo largo de la cinta para los equipajes. 
Para el “tema económico se trabaja por tres vías: dentro de la comisión que va a crear el Gobierno con los sindicatos, a través del convenio colectivo y también con el comité de A Coruña”. 

Con carácter retroactivo
Esa es la gran cuestión a negociar porque en la conversación de ayer, según Carreira, Eulen ya  llegó a aceptar que cuando un trabajador se tenga que quedar más horas de las que marca su jornada laboral por el retraso de un avión recibirá el pago de una dieta en compensación. El sindicalista sostiene que en este capítulo todavía se puede mejorar en la mesa de negociación, pero se muestra satisfecho con la apertura de posibilidades. 
En lo relativo a la coincidencia de cursos de formación impuestos por AENA en días en los que ya se ha trabajado las ocho horas de rigor, la concesionaria del servicio en A Coruña estaría dispuesta a que en el calendario de 2018 no coincidan los cursos con días de trabajo normal. Respecto a lo ocurrido en lo que va de este año 2017, por cada jornada de doble tarea se deberá abonar “una dieta con carácter retroactivo desde el 1 de enero”. 
En cualquier caso, los paros no están suspendidos de forma definitiva y si no hay acuerdo en la mesa de negociación la huelga podía retomarse coincidiendo con la de los trabajadores de AENA. Estos últimos aseguraron que la reducción de personal en los filtros también les afectaría a aquellos que trabajan en el “lado aire” porque, como todos, deben enfrentarse a estos controles. En todo caso, en A Coruña todavía no había llegado a plantearse una solución tan drástica como pedir apoyo a la Guardia Civil.

El comité del aeropuerto confía en acercar las posturas antes de que llegue el 15 de septiembre

Por su cercanía en el tiempo era el paro del personal de seguridad de Alvedro el que más preocupaba a la ciudadanía, pero no hay que olvidar que hay otra convocatoria en ciernes que afectará a Alvedro si la situación no se resuelve antes.
El presidente del comité de empresa de la infraestructura, Justo Pérez, confía en que se llegue a un acuerdo con AENA para mejorar las condiciones laborales antes de que llegue el 15 de septiembre, fecha prevista para iniciar los paros. No obstante, advierte de que esta medida ya estaba preavisada tanto a AENA como a Enaire y que los tres sindicatos mayoritarios (Comisiones Obreras, UGT y USO) van de la mano. En el caso de que todo el proceso reivindicativo siga adelante este implicará a “cerca de 90 persoas” en A Coruña. 
Eso sí, una huelga no se notaría en demasía en Alvedro si se imponen unos servicios mínimos que, según Pérez, en otras ocasiones ya fueron similares a los días en los que se trabaja a turno como pueden ser los domingos. Entre las peticiones a la empresa está la recuperación salarial –los sueldos se recortaron por la crisis aunque AENA siempre tuvo beneficios– y la ampliación de la plantilla. l

La seguridad de Alvedro congela la huelga que iba a iniciar este domingo