El club presenta alegaciones a la expulsión de Saúl

Deporte Campeón-2018-12-11-003-991a5e02
|

El Deportivo presentará alegaciones a la segunda amarilla que vio el lateral Saúl García en el encuentro del pasado sábado con el Numancia para intentar que pueda estar a disposición de su entrenador, Natxo González, en el partido del próximo domingo con el Real Zaragoza.

El árbitro Dámaso Arcediano Monescillo le mostró la primera tarjeta a los 80 minutos por haber derribado a un adversario en la disputa del balón cortando un ataque prometedor y la segunda en el descuento (minuto 92), por derribar a un adversario por medio del brazo en la disputa del balón de forma temeraria, según reflejó el colegiado en el acta del encuentro.

El Deportivo no está conforme con esa segunda tarjeta amarilla que le supuso la expulsión al jugador del Deportivo ni con la redacción del acta, que utiliza la palabra “temeraria” para describir una acción en la que el deportivista salta por un balón dividido y contacta con el brazo con el futbolista del Numancia Fran Villalba.
Saúl no estará disponible en el partido del domingo ante el Zaragoza salvo que prosperen las alegaciones del Deportivo ante el Comité de Competición. 

Este organismo suele pronunciarse los miércoles, por lo que mañana se conocerá si da la razón al club herculino o desestima el recurso. En este último caso, el Deportivo podría seguir batallando para que el jugador esté a disposición de su técnico. Le quedaría un recurso ante el Comité de Apelación.

En su posición, Natxo González está pendiente, además, de la evolución de Diego Caballo, que acabó la semana con molestias por un golpe en el último entrenamiento previo al partido con el Numancia.

Dubarbier, de alta
La semana pasada, el también lateral izquierdo del Deportivo Sebastián Dubarbier obtuvo el alta médica después de casi tres meses de lesión, por lo que estará disponible ante el Zaragoza.

Dubarbier aún no se ha estrenado con el equipo gallego en el campeonato de Liga y solo pudo participar en el de Copa del Rey con el conjunto maño a mediados de septiembre, encuentro en el que cayó lesionado. A pesar de que llegó al equipo con la vitola de titular, su rol ha cambiado drásticamente. Primero, con la irrupción de Diego Caballo, que obtuvo ficha profesional por su excelente rendimiento en una pretemporada en la que el jugador argentino, por el contrario, generó dudas. Además, su lesión en Zaragoza y otra de Caballo abrió la puerta del once a Saúl, que se ha afianzado como titular.

El club presenta alegaciones a la expulsión de Saúl