Encarcelado uno de los sospechosos de los disturbios de la Comandancia

Desde las cinco de la tarde, los antisistema se manifestaron en apoyo de sus compañeros | pedro puig
|

Los Nuevos Juzgados fueron ayer el escenario de una protesta del colectivo okupa tras la detención por la mañana de dos de sus miembros. La Policía Nacional les había arrestado como sospechosos de haber participado en los disturbios que siguieron a la toma de la Comandancia de Obras por parte de la Policía Local. Sobre los dos sujetos, ambos del entorno del movimiento okupa, pesaban cargos distintos: uno tan solo tenía que responder a un delito de amenazas, mientras que el otro era sospechoso de atentado contra la autoridad, con resultado de lesiones, y desórdenes. Para este último, el juez decretó su ingreso preventivo en prisión.
Los okupas habían convocado una manifestación a las cinco de la tarde ante los juzgados para apoyar a sus compañeros mientras comparecían ante el juez, pero ninguno de ellos esperaba que se decretara prisión preventiva. Se trata de una medida inusual. Hay que recordar que dos agentes municipales resultaron lesionados cuando tuvieron que hacer frente al intento de los okupas para recuperar el edificio, que habían dejado desocupado durante la noche. La situación degeneró en violencia.

Toma de A Insumisa
El disturbio tuvo lugar el 24 de mayo. Eran las seis y media de la madrugada y una patrulla del 092 comprobó que el lugar estaba vacío. Según los okupas, porque todavía no había expirado el plazo legal para abandonar voluntariamente las instalaciones. En todo caso, el Ayuntamiento decidió actuar y tomó posesión del, hasta ese día, Centro Social Okupado (CSO) A Insumisa. Pero cuando la noticia corrió entre los antisistema, algunos trataron de entrar empuñando una pancarta, y fue entonces (tres horas después) cuando se produjo el altercado en el que se produjeron los hechos que ha denunciado el Ayuntamiento y que ha llevado a las dos detenciones.
Por la tarde se volvieron a producir nuevos altercados. Los antidisturbios de la Policía Nacional, que habían acudido como refuerzos, cargaron contra los manifestantes en cuanto estos pisaron la calzada para acercarse a la entrada principal del que había sido desde noviembre de 2016 el Centro Social Okupado (CSO) A Insumisa. La multitud se dispersó tras una acción contundente y cuando acabó la manifestación, uno de los participantes fue detenido, cuando ya la mayor parte del gentío se había marchado a sus casas.
Fuentes cercanas al movimiento antisistema aseguran que once personas resultaron heridas de diversa consideración debido a la acción policial. Pero los hechos por los que fueron detenidos los dos miembros del colectivo se ciñen al enfrentamiento con la Policía Local, que fue grabado por varias cámaras que estaban cubriendo la protesta. La concejala del BNG; Avia Veira, aseguró en el pleno de la semana pasada que existe un vídeo en el que se puede ver cómo un agente municipal rechaza con la porra a los antisistema, pero la concejala de Seguridad Ciudadana y antigua okupa, Rocío Fraga insiste en que un examen detallado de las imágenes permite determinar que está golpeando otro palo para desarmar al agresor. “Si esa é a única proba, non podo esixir responsabilidades”, rechazó
Fraga desafió a cualquiera que pueda probar que los policías locales actuaron con violencia a hacerlo y a denunciarlo, lo que le ha valido fuertes críticas e insultos a través de las redes sociales procedentes de sus antiguos compañeros.

Encarcelado uno de los sospechosos de los disturbios de la Comandancia