Los presupuestos ascenderán a 8.479 millones, un 2,5% menos que en 2012

elena muñoz y alberto núñez feijóo, a su llegada a la rueda de prensa efe

Los presupuestos de Galicia para 2013 ascenderán a 8.479 millones, un 2,5% menos que el ejercicio anterior, lo que supone una caída de 221,9 millones, según el proyecto de ley aprobado ayer por la Xunta y que será remitido hoy al Parlamento para el inicio de su tramitación.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y la titular de Facenda, Elena Muñoz, informaron ayer de las principales cifras del presupuesto para el próximo año, que prevén una caída del PIB del 0,9 por ciento y una tasa de paro del 21%, con lo que se mantendría el “diferencial positivo” con la media española.

Tanto el presidente como Muñoz coincidieron en destacar el carácter “realista” de las cuentas de la Xunta y Feijóo insistió en que los presupuestos “dicen la verdad sobre los ingresos y los gastos” y son los más sociales, puesto que dedican el 77% de los recursos a estas partidas.

Feijóo sostuvo que el proyecto vuelve a ser “realista” como en años anteriores puesto que esto supone “asumir la realidad de la crisis”, ya que Galicia cuenta con 2.500 millones de ingresos menos que cuando él accedió al cargo, en 2009.

 

Al nivel de 2006

Por ello, las cuentas estarán al nivel de 2006 pero, dijo, “la fortaleza de Galicia” radica en apostar por unos presupuestos “realistas y rigurosos”.

“Por encima de todo –indicó– tiene que ser un presupuesto que sirva al interés general, que sirva a la solvencia del autogobierno y al mantenimiento de los servicios públicos esenciales”.

También explicó que responden a la “máxima prudencia” ante las previsiones económicas de 2013 e indicó que respetan la regla de “no vivir por encima de nuestras posibilidades”.

A este respecto, señaló que respetaron los límites del techo de gasto aprobado en agosto –8.481 millones– y se contrajo el gasto corriente, que disminuye el doble de lo que caen las inversiones y capital, dijo.

Otro de los objetivos, subrayó, es mantener la consolidación fiscal para garantizar el mantenimiento de la solvencia de sus cuentas, lo que supone un “enorme esfuerzo”, al tener que bajar el incremento de la deuda de 800 a 400 millones en 2013.

A juicio del presidente, el presupuesto, no obstante, “blinda” la sanidad, educación y los servicios sociales, materias que ocupan ya el 77% del gasto, al incrementarse un 10% su peso en los presupuestos desde 2009.

 

Gasto social

“Nunca el gasto social tuvo tanto peso en unos presupuestos de la Xunta”, dijo Feijóo, que insistió en que van a ser la prioridad “absoluta” de las cuentas, así como atender a las personas menos desfavorecidas.

Indicó que la solidaridad de algunos colectivos facilita la elaboración de este tipo de presupuestos, ante lo que reconoció el esfuerzo de los funcionarios. Feijóo, además, indicó que en el presupuesto se contienen medidas de “transición al crecimiento”, al crearse el fondo de crecimiento por 386 millones.

En todo caso, Feijóo indicó que las cuentas contienen la disminución de impuestos “selectivos”, en forma de incentivos para quienes quieran invertir en Galicia o crear empleo autónomo.

De esta forma, explicó, se aplicarán deducciones del IRPF y de actos jurídicos documentados y de sucesión y donaciones.

Por su parte, Elena Muñoz admitió que se trata de unas cuentas “difíciles”, puesto que por cuarto año consecutivo se cuenta con menos recursos, si bien apuntó que tratan de “sentar las bases” de recuperar la senda del crecimiento.

Los presupuestos ascenderán a 8.479 millones, un 2,5% menos que en 2012

Te puede interesar