Rusia y EEUU fijan este sábado como fecha para un alto el fuego en Siria

U.S. Foreign Secretary John Kerry and Russian Foreign Minister Sergei Lavrov (L) attend the International Syria Support Group (ISSG) meeting in Munich, Germany, February 11, 2016, together with members of the Syrian opposition and other officials. REUTERS
|

El principio de acuerdo entre Rusia y Estados Unidos para el cese de hostilidades en Siria estipula el 27 de febrero como fecha provisional para el inicio del alto el fuego, según revelaron ayer dos fuentes diplomáticas occidentales.
Como se anticipaba ni la organización terrorista Estado Islámico ni el Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, están incluidos en este acuerdo, según las fuentes.
De acuerdo con la cadena Al Yazira, el acuerdo llama a todas las partes a firmar el pacto antes del mediodía del viernes 26 de febrero y a cesar las hostilidades a partir de la medianoche del 27 de febrero. Según la cadena qatarí, sería el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, el encargado de hacer el anuncio próximamente.
Precisamente, Kerry ya había avanzado el domingo que el pacto de alto el fuego para Siria estaba “más cerca que nunca” y que se podría hablar incluso de un “principio de acuerdo” para el cese provisional de hostilidades.
“Podríamos estar hablando de cuestión de horas”, explicó el secretario de Estado, de visita en Amán (Jordania). Allí, Kerry indicó que “las modalidades para el cese de hostilidades ya estaban terminadas” y que todo estaba preparado para que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, cerraran los últimos flecos en los próximos días por teléfono.
Por su parte, Riad Hiyab, el responsable del Alto Comité para las Negociaciones creado por las principales fuerzas de la oposición el pasado diciembre en Arabia Saudí, confirmó que hay un acuerdo provisional sobre una tregua temporal para Siria. Hiyab indicó que el acuerdo será “conforme a las garantías internacionales”. 

balance de víctimas
Por otra parte, tras los atentados del domingo en las ciudades de Damasco y Homs, el último balance oficial de víctimas sigue creciendo. Así, los perpetrados en el barrio de Sayda Zainab, la concentración más importante de chiíes de Damasco, asciende ya a 83 muertos y 178 heridos, según la agencia estatal siria de noticias, SANA. La organización yihadista Estado Islámico asumió la autoría del atentado.
En total fueron tres explosiones, una de ellas de un coche bomba, ocurridas cerca de la Mezquita Sayda Zainab de Damasco, uno de los santuarios chiíes más importantes del mundo y un barrio fue escenario del mes pasado de otro sangriento atentado con 60 muertos, cuya responsabilidad también asumió Estado Islámico.
En Homs, la explosión simultánea de dos coches bomba causó al menos 46 muertos y 110 heridos. El Gobierno, con el primer ministro, Wael al Halaqi, a la cabeza, condenó los atentados, afirmando que “las organizaciones terroristas llevan a cabo estos ataques para compensar las pérdidas y derrotas que sufren a manos del Ejército”.

Rusia y EEUU fijan este sábado como fecha para un alto el fuego en Siria