La novena Feira da Arte Galega ofrece hasta 1.500 obras de 40 creadores

El Ideal Gallego-2016-12-16-036-04855ebf-p
|

El hotel Hesperia de Juan Flórez es desde ayer una especie de supermercado del arte, donde se dan cita 40 firmas que arrastran cerca de 1.500 obras para que el público pase y vea y hasta toque si hace falta porque las láminas aparecen emplasticadas con el fin de que sean manipulables.
En la feria se encuentran noveles de la pintura, que buscan un hueco en el mercado y los que ya lo tienen. Se trata de incentivar el amor por la impronta en navidades, de comprobar el talento de Alfonso Abelenda o Lugrís y de apostar por los nuevos valores.
Es por eso que la actividad se dirige a aquellos que pretenden comenzar una pequeña colección de arte y a los que cuentan con un pequeño fondo. Con temáticas y técnicas variadas, los coruñeses podrán llenar su carrito de la compra todos los días hasta la noche de Reyes, sin descanso, en horario de 11.00 a 14.00 y de 16.30 a 21.30 horas.
El coordinador de todo esto, Manuel Villarino, cree que la cita supone una oportunidad para que el ojo ajeno descubra el potencial que hay aquí y allá. El coleccionismo de arte no es, para el creador de mujeres expresivas, exclusivo de una minoría con poder adquisitivo. Se extiende a toda la población y la novena Feira da Arte Galega es un ejemplo.
Y es que en el reducto se venden piezas de artistas de primer nivel, que han cogido el pincel ex profeso para el evento, y que se cotizan desde los 50 euros. Es una manera de potenciar a los que quieren tener un trocito de patrimonio en casa y a los que llenan el lienzo de trazos: “Para que no decaiga el Arte”.
En estas fechas, Villarino anima a pasarse por una exposición que aglutina nombres de toda raza y condición para que “en estas navidades regales algo que es para siempre”, apunta.

La novena Feira da Arte Galega ofrece hasta 1.500 obras de 40 creadores