La Xunta pide al Gobierno asumir la gestión de As Torres de Meirás

Unos actores encabezaron la comitiva representando a las figuras que posibilitaron la adquisición de Cornide | Quintana
|

La Xunta quiere hacerse cargo de Meirás. El Gobierno de Alberto Núñez Feijóo solicitó al Gobierno de España asumir la administración del pazo sadense una vez sea entregado por los Franco. Lo hizo después de que el Juzgado de Primera Instancia 1 de A Coruña acordase la ejecución provisional de la sentencia que declara  este bien como propiedad pública y ordena a los herederos del dictador su devolución a la Administración del Estado. Un acto que la magistrada marcó para el próximo 10 de diciembre, ochenta y dos años y cinco días después de su entrega a Francisco Franco.

El conselleiro de Cultura y Educación, Román Rodríguez, confirmó que la Xunta se puso en contacto con los Ministerios de Cultura y Hacienda para que, cuando acabe el proceso, Galicia pueda asumir la gestión de Meirás como patrimonio público, ya que es un inmueble calificado de Bien de Interés Cultural (BIC).

Rodríguez señaló, además, que la comunidad siempre apostó por una vía de acción asentada en el “consenso e o rigor”, donde se primó el “interese xeral”, y que la Abogacía del Estado siguió la estructura jurídica impulsada desde la Xunta para recuperar este espacio, por lo que Galicia está “en disposición de xestionar” Meirás. Antes, diseñará una serie de usos de carácter cultural para devolver el pazo a sus orígenes y a sus vínculos como cuna de grandes intelectuales de la era moderna y contemporánea, como la célebre escritora Emilia Pardo Bazán.

Inventario
En cualquier caso, durante una visita al monasterio de Herbón, el conselleiro volvió a apelar a la prudencia, pues tiene que revisarse el estado de todos los elementos que se encuentran en el interior del inmueble, aunque en su momento, cuando se tramitó la declaración como BIC, hace más de un decenio, se hizo una catalogación del inventario inicial con todos los elementos que contenía As Torres de Meirás.

Sin embargo, respecto a esta cuestión, el BNG apremia a las autoridades a solicitar medidas cautelares para “evitar un novo espolio de bens do patrimonio público galego” por parte de los herederos del dictador, y alerta de una operación con medio centenar de camiones “para o traslado de cadros, tapices e elementos da biblioteca de Pardo Bazán”.

El diputado nacionalista Luís Bará advierte de una de mudanza en la que participan entre cuarenta y cincuenta vehículos de transporte para llevar estos bienes a otras propiedades de los Franco. En particular, insta a la Xunta “a velar pola integridade e protección das esculturas do Mestre Mateo, declaradas BIC”, que se encuentran en la capilla del pazo, y reclama “a elaboración dun inventario de todos os  bens do Pazo de Meirás relacionados coa súa condición BIC”. 

La entrega voluntaria del inmueble por parte de los descendientes de Francisco Franco se establece para el día 10 de diciembre, a las 11.00. “Por motivos de seguridad, y con el fin de preservar su integridad, la entrega será verificada por la comisión judicial en el propio pazo”, precisó el pasado viernes el TSXG

En caso de que no sea así, “se procederá en el mismo acto al inmediato desalojo” de Meirás.

Un centenar de personas marcha en A Coruña para reclamar la devolución de la Casa Cornide
Una marcha cívica reivindicó la “devolución” al patrimonio público de la Casa Cornide, también en manos de los Franco. La protesta, organizada por la Plataforma para la Defensa do Común, salió desde la plaza de María Pita, encabezada por una comitiva integrada por los supuestos responsables –según denuncian los organizadores– de “planificar toda la casuística” para la entrega del inmueble a Franco.
Unos actores, entre ellos Isabel Risco y Fernando Morán, se pusieron en la piel de Francisco Franco, Carmen Polo, Pedro Barrié de la Maza o el exalcalde de A Coruña Alfonso Molina. Ellos se encargaron de amenizar un recorrido en el que se pudieron leer pancartas como “Devolución de la Casa Cornide ao pobo da Coruña”, “Franquismo nunca máis”, “Fóra okupas” o “Despois da sentenza do pazo de Meirás, agora a Casa Cornide”.

Esta II Marcha Cívica por la devolución del inmueble, secundada por más de un centenar de personas, acabó delante del inmueble donde Manuel Rivas dio lectura a un manifiesto, ante representantes de colectivos culturales y de partidos como el PSOE, Marea Atlántica y el BNG.

La Xunta pide al Gobierno asumir la gestión de As Torres de Meirás