A juicio los encargados de una fábrica de tejas por la muerte de un operario

|

  redacción>a Coruña

  La Fiscalía pedirá tres años de prisión para el consejero delegado y el jefe de turno de una fábrica de cerámicas en Lanzá donde murió en junio de 2008 un operario. Éste resultó aplastado al entrar para despejar una acumulación de tejas en la cadena de producción.
En cuanto solucionó la obstrucción, la maquinaria se puso en marcha de nuevo, aplastándole. La acusación considera que el acceso no estaba lo suficientemente definido ni protegido y que la instalación de las rejas de protección se había alterado, permitiendo el acceso a una zona peligrosa.
La Fiscalía concluye que la negligencia de estos dos responsables a la hora de aplicar las condiciones mínimas de seguridad violó la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. La víctima tenía mujer y tres hijos, que no presentarán acusación particular tras ser indemnizados.


 

A juicio los encargados de una fábrica de tejas por la muerte de un operario