El descenso de la temperatura marcó la jornada con heladas e incidencias en las carreteras

Un petirrojo se posa en la superficie helada de A Lagoa, a la altura de Palas de Rei efe/eliseo trigo
|

Temperaturas de hasta ocho grados bajo cero motivaron que las empresas encargadas del servicio de Conservación en las carreteras de la Diputación de Lugo tuviesen que atender en los últimos tres días a más de medio centenar de incidencias, provocadas fundamentalmente por la formación de placas de hielo en zonas sombrías, debido al frío que afectó  también a toda la comunidad.
Según los datos de Meteogalicia, ofrecidos a primera hora de la mañana, la temperatura más gélida se registró en Ourense en el municipio de Calvos de Randín, donde se marcaron -9 grados. Por detrás en la lista de concellos más fríos están Morelle, en Sarria, con -8; Lanzós, en Vilalba, con -8; Tioira, en Maceda, con -7, Vilela, en Verín, con -7, Coto Muiño, en Zas, con -6 y Ordes también con -6.
El responsable de la red viaria en el Gobierno bipartito de Lugo, Manuel Martínez, confirmó que la zona sur de la provincia fue, sin duda, la más afectada, por la brusca caída del termómetro, aunque también se registraron múltiples partes de incidencias a causa de las heladas en los municipios de la montaña.
Martínez confirmó que en varios municipios de Lugo el termómetro llegó a bajar hasta los ocho grados en negativo, por lo que el servicio de conservación de la diputación está en “alerta” en las ocho zonas en las que está dividida la provincia, dado que “cada día” hay que echar sal en las zonas sombrías para evitar la formación de placas de hielo.
El delegado de Vías y Obras explicó que la diputación había recargado con treinta toneladas los catorce saleros que tiene distribuidos por la red viaria provincial para afrontar la campaña de invierno, pero a causa de los partes de incidencias de los últimos días, en seis de ellos ya tuvo que renovar la carga.
Además, la diputación está prestando auxilio a los ayuntamientos y entregando sal a aquellos que se lo solicitan para evitar riesgos en la red viaria local.
Asimismo, volvió a pedirle a la Xunta que se ponga de acuerdo con los propietarios de montes vecinales para evitar que haya árboles a menos de quince metros de los bordes de las carreteras, porque la presencia de esa vegetación favorece que haya zonas sombrías donde es más frecuente que se formen placas.

El descenso de la temperatura marcó la jornada con heladas e incidencias en las carreteras