Sánchez anuncia un plan nacional estratégico y un fondo para la integración de inmigrantes

El presidente español, Pedro Sánchez, durante su intervención en la cumbre sobre la migración organizada por la ONU | EFE
|

El presidente español, Pedro Sánchez, anunció la próxima aprobación de un Plan de Ciudadanía e Integración para cohesionar más a la sociedad ante el fenómeno migratorio así como un fondo específico para la integración de los inmigrantes durante su participación en la cumbre sobre la migración organizada por la ONU en Marrakech. Allí selló el compromiso de España con el pacto global migratorio suscrito en esta ciudad y garantizó que su Gobierno seguirá adoptando medidas ante un asunto que debe ser afrontado de forma conjunta por la comunidad internacional.
Una comunidad a la que alertó de la necesidad de combatir el uso electoral de los movimientos migratorios y las apelaciones al odio al inmigrante que dijo que utilizan algunos partidos para enarbolar “repliegues nacionalistas, cierres de fronteras y discursos xenófobos y excluyentes”.
Sin referirse explícitamente a la situación que existe actualmente en España con la negociación del próximo Gobierno en Andalucía y la posibilidad de que PP y Cs pacten con un partido de ultraderecha como Vox, sí lanzó una advertencia: “Apelar como se está apelando al odio o al miedo al diferente, únicamente beneficia a quienes utilizan esta estrategia para obtener réditos políticos”.
Así, el presidente aseguró que impulsará decisiones en una dirección contraria y para lograr sociedades más cohesionadas e inclusivas, y en ese contexto enmarcó el futuro Plan de Ciudadanía e Integración y un fondo estatal dirigido a la integración de inmigrantes que dijo que se articulará junto a comunidades autónomas y ayuntamientos.
Sánchez no dio más detalles en su intervención, pero su secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, explicó que están trabajando en el plan y que se presentará en los próximos meses.
“Un plan –añadió– que  contará con todos aquellos que tengan algo que aportar, que no es sólo para los inmigrantes, sino para toda la sociedad, para inmigrantes y españoles, porque solo así se puede fomentar la convivencia”.Sánchez insistió en que el fenómeno migratorio requiere una respuesta global porque ningún país puede afrontarlo en solitario y admitió que se trata de una ingente tarea porque justo cuando cree que más se necesita a los organismos multilaterales, muchos “grandes países que ahora dominan el mundo” los están cuestionando. Pero lejos de llevar al desánimo, consideró que eso debe incentivar el trabajo de la comunidad internacional y, de ahí, la trascendencia que otorgó al Pacto Global por una migración segura, ordenada y regular acordado en Marrakech.
Pedro Sánchez hizo hincapié en los efectos positivos que tiene en las sociedades una migración bien gestionada y recalcó que “la inmigración ilegal no es el camino” porque está instrumentalizada por las mafias, pone en riesgo a las personas y crea inestabilidad.
Además, mantuvo contactos bilaterales, uno de ellos con el primer ministro marroquí, Saadedin Al Othmani, en el que ratificaron la colaboración de ambos países “en la lucha contra la inmigración ilegal y las mafias”. l

Sánchez anuncia un plan nacional estratégico y un fondo para la integración de inmigrantes