Culleredo obliga a pasar la inspección a los inmuebles anteriores al siglo XX

las edificaciones de culleredo tendrán que cumplir una serie de condiciones básicas de seguridad
|

Los propietarios de casas y edificios, ubicados en el municipio de Culleredo, que hayan sido construidos antes del año 1901 tienen plazo desde hoy hasta el próximo día 31 de diciembre para realizar una revisión de las mismas.

El Ayuntamiento, que preside Julio Sacristán, aprobó de manera definitiva la ordenanza reguladora de la Inspección Técnica de Edificaciones (ITE). Tras contar con el visto bueno del pleno de la corporación, el pasado mayo, y no recibir alegación alguna, el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) en su edición de ayer publicó un texto que ya entra hoy en vigor.

La ordenanza municipal que regula la revisión técnica entra hoy en vigor

Según fuentes municipales, la Ley de Ordenación Urbanística de Galicia obliga a los ayuntamientos a regular mediante una norma municipal el deber de inspeccionar de forma periódica las edificaciones. Con esta medida se pretende determinar el estado de conservación.

Las mismas fuentes añaden que la ordenanza se enmarca dentro de una necesaria cultura de rehabilitación y mantenimiento, siendo un instrumento de tutela preventiva para potenciar el papel que la conservación debe jugar en el desarrollo del municipio. Con ella se pretende evitar la progresiva degradación del patrimonio edificado, el deterioro urbanístico y social de determinadas áreas y la pérdida de identidad urbana.

La ordenanza aprobada afecta a todos los propietarios, titulares de cualquier tipo de edificación, con independencia del uso o destino. Quedan exceptuados de esta obligación a las edificaciones declaradas en ruina o sometidas a expediente contradictorio de ruina. En el caso de edificios, la obligación de realizar la ITE corresponde a la comunidad.

 

condiciones básicas

El Ayuntamiento cullerdense, con esta medida, regula la obligación de mantener en las edificaciones las condiciones básicas de seguridad, estabilidad y consolidación estructural, así como las habitabilidad y ornato, en función del destino del edificio.

Para ello, se elaborará un informe de inspección técnica de la edificación emitido por un técnico competente, con el contenido ya señalado.

Culleredo obliga a pasar la inspección a los inmuebles anteriores al siglo XX