La banda del Este que actúa en el área se hizo con 30.000 euros en cinco días

su golpe más importante fue en o coroto, aprovechando las vacaciones de los dueños de un chalé pedro puig
|

La Guardia Civil ha aumentado el número de efectivos en las calles en un esfuerzo para tratar de detener a la banda que ha protagonizado ya cinco robos en menos de una semana, cuatro de ellos en Oleiros. Fuentes del Instituto Armado apuntan a que los ladrones, que se sospecha que son de nacionalidad rumana, deben haberse hecho con un botín de 30.000 euros, la mitad, en un gran chalé situado en el lugar de O Coroto, en la parroquia de San Pedro de Nós durante un asalto realizado el pasado fin de semana aprovechando que los residentes estaban de vacaciones.

En otros casos, la banda ha penetrado en el domicilio mientras sus ocupantes se encontraban durmiendo, aunque en ningún momento ha habido casos de violencia. “Son gente muy hábil, que penetran por una ventana sin apenas causar daños y que, una vez en el interior, se mueven con sigilo”, explica un agente de la Guardia Civil que aunque tranquiliza al público insistiendo en que los ladrones no son violentos, también advierte que no hay que enfrentarse a ellos.

Los ladrones registran sobre todo el dormitorio principal en busca de dinero en efectivo y joyas, aunque descartaron en una ocasión una colección de relojes. En algunos casos, como en el de un chalé de Gandarío, solo se llevaron 700 euros, aunque generalmente sus esfuerzos se ven coronados por el éxito. “Esta gente escoge sobre todo chalés grandes, lujosos, donde sabe que vale la pena robar”, comentan las fuentes del Instituto Armado.

 

coches sustraídos

En dos ocasiones, los criminales aprovecharon para llevarse los vehículos que se guardaban en el garaje de las casas allanadas Uno de ellos, un Saab de alta gama, apareció abandonado en Santiago de Compostela, pero el paradero del otro se desconoce. Los agentes sospechan que los ladrones los utilizaron para huir y despistar así a las autoridades.

Éstas han aumentado la vigilancia gracias a efectivos de la Unidad Orgánica Policial, pero hay que recordar que el cuartel de la Guardia Civil de Oleiros sufre una escasez crónica de efectivos. La asociación profesional Unión de Guaridas Civiles (UniónGC) denuncia desde hace tiempo este problema, así como el hecho de que se destinen 17 agentes a labores que no son de Seguridad Ciudadana. n

La banda del Este que actúa en el área se hizo con 30.000 euros en cinco días