Investigan las causas del desprendimiento en el que falleció una joven vilagarciana

María Iglesias en la última fila junto a sus compañeros de Seica Chove facebook
|

Un fallo de la barandilla o un problema estructural son las dos hipótesis que se manejan como causa del fatal suceso en el que perdió la vida una joven vecina del barrio de A Torre. María Iglesias Lourés se encontraba apoyada en el balcón del piso en el que residía su pareja, en Cedeira, cuando la estructura cedió y se vino abajo, sin que la joven pudiese evitar la caída.
Efectivos de la Policía Judicial de la Guardia Civil tratan de esclarecer el motivo por el que se produjo el desprendimiento. El alcalde de Cedeira, Pablo Moreda, aseguró en declaraciones a Eurpa Press que la vivienda “tiña licenza de ocupación do ano 2006, relativamente moi nova”, por lo que pidió prudencia y que se deje trabajar a los investigadores.
El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, explicó que lo que se trata de determinar es si el accidente se produjo por “unha circunstancia que refire a causas estruturais do edificio” o “é fallo da varanda, do balcón ou da propia infraestrutura”.
María Iglesias se encontraba en el piso en el que reside su novio, en Cedeira, cuando en un momento dado decidió salir al balcón junto a otra amiga, Marta Conde, con tal mala suerte que la estructura cedió y se derrumbó.
La otra joven, también vecina de Vilagarcía, donde se padre trabaja como Policía Local, logró retroceder hacia el piso y salvar así la vida.
María Iglesias era la pequeña de tres hijas. Sus padres, naturales de Lugo, residen desde hace dos décadas, aproximadamente, en el barrio de A Torre, aunque ya antes vivían en Vilagarcía, donde la joven fue a clase en el Arealonga y en el instituto Castro Alobre.
Hace un tiempo había trabajado en Cedeira, en un banco, aunque ahora se encontraba destinada en Lalín. En el municipio coruñés, en el que vive su pareja, también vilagarciano, se encontraba de paso tras un viaje a Gijón.
A las nueve de la mañana de ayer se practicó la autopsia al cuerpo de María Iglesias en el Hospital Naval de Ferrol.
Mientras tanto, continúan las investigaciones para determinar las causas de una muerte a todas luces evitable. El edificio de Cedeira se levantó en 2006, en pleno “boom” de la construcción.

Investigan las causas del desprendimiento en el que falleció una joven vilagarciana