Villoslada exige que sus rivales aclaren si han firmado prealianzas

Gonzalo Caballero conversa con Julio Sacristán, Adriana Lastra y Juan Díaz Villoslada en un acto celebrado en Irixoa | kiko delgado (efe)
|

“Que se digan las cosas claras, ya está bien de juegos”. Crítico con la posibilidad de que sus rivales en las primarias del PSdeG hayan sellado ya una “prealianza”, Juan Díaz Villoslada reclama “transparencia” y que se den a conocer ese tipo de estrategias para “no engañar a la militancia”.

Derecho de los afiliados
“Si esta semana registramos las precandidaturas, no puede ser ya pensando en alianzas”, insistió y razonó que “si uno se presenta, es para conseguir la victoria” mientras abunda en que los afiliados, que son “los protagonistas de este proceso”, tienen derecho a saber “si cada precandidato quiere llegar al final o no”.
No esconde tampoco su opinión de que “está bien” que el liderazgo de su organización política se dirima entre tres aspirantes, pues esa concurrencia, desde su punto de vista, evita la “polarización” que podría darse de ser únicamente dos. Por tanto, expresa su deseo de que tanto él como sus dos oponentes consigan los más de mil avales requeridos para participar en la cita del 8 de octubre.
Al hilo de eso, y en relación a la eventual unión entre Gonzalo Caballero y Xoaquín Fernández Leiceaga, quien actualmente ocupa un escaño en el Pazo do Hórreo tras ejercer como gerente de la universidad coruñesa vería diferente que esta se acordase en caso de que alguno de ellos no logre reunir las firmas necesarias.
Al margen de lo que hagan sus compañeros, Villoslada aseveró que las “sensaciones” que tiene después de recorrer diversas agrupaciones “son buenas”, pues percibe “receptividad” y ganas de abrir “la nueva etapa”.

Unión y estabilidad
“Creo que la gente está cansada de tanto “quítate tú que me voy a poner yo”, interpreta, para apostar por iniciar un ciclo de “unión y estabilidad” que, tras “bastantes años de conflicto interno y de demasiada lucha orgánica”, permita a los socialistas gallegos “presentar un proyecto político fuerte y de izquierdas”.
Con ese proyecto en mente, estimó que ser “una persona libre de los líos anteriores” puede conferirle mayor capacidad para “oxigenar” el partido. “No tengo una hoja de servicios tan cargada o tan lastrada como pueden tener mis compañeros”, reivindicó.
Y, si bien dice tener “una magnífica opinión” tanto de Leiceaga –de quien destaca su “buena labor de coordinación” del grupo socialista en la Cámara– como de Gonzalo Caballero, no obvia que ambos estuvieron inmersos en “muchos” procesos dentro del partido. “La frescura necesaria para abrir una nueva etapa puede ser un hándicap para ellos”, argumentó Villoslada.
Por su parte, exhibió “un compromiso político” de fortalecer el PSdeG, unido a “un compromiso social” de “transformar y mejorar la vida de las personas” tras una década de crisis en la que “se han devastado muchos derechos sociales y cívicos”.

Villoslada exige que sus rivales aclaren si han firmado prealianzas