Casi 70 afectados por la obra de Rey Abdullah volverán a casa en siete días

Ya se ha instalado una máquina para estabilizar la excavación de rey Abdullah | pedro puig
|

En total, unas 28 habitaciones del hotel Riazor han sido ocupadas por los vecinos de los números  76-78 y 80-82 de la avenida de Finisterre que, por precaución, tuvieron que desalojar sus viviendas a raíz del derrumbe que se produjo en la madrugada del lunes en la obra que se está llevando a cabo detrás de sus casas, en la calle del Rey Abdullah. En un comunicado, la empresa constructora, Desarrolla, calcula que podrían estar de vuelta en sus hogares en una semana, con suerte.

Los técnicos municipales de Ruinas confirmaron que no existe ningún daño estructural, y que el realojo solo se ha hecho de manera preventiva. A última hora de la tarde del jueves se comprobó que no hubiera fisuras o grietas que amenazaran los edificios.  En total, son unas 70 personas las afectadas, distribuidas en 32 pisos (otros dos están vacíos) pero no todas han decidido alojarse en el Riazor. Algunos han preferido trasladarse a casa de unos familiares e incluso algunos otros se han quedado en casa, por tratarse de personas con problemas de movilidad, o porque tienen mascotas a su cargo.

El derrumbe tuvo lugar alrededor de las dos de la madrugada del lunes, en un momento en el que no había operarios. Se supone que la lluvia caída estos días atrás había generado una bolsa que desplazó las rocas. Los técnicos municipales de Ruinas supervisaron el proceso de preparación y consolidación del talud, que esperen que se prolongue un máximo de diez días. La constructora ha puesto en marcha un doble turno de trabajo  y se están portando tierras de relleno en el solar para estabilizar el talud.  

Dudas

El trabajo que están realizando se denomina “de bulones” y  consiste básicamente en la colocación de barras de diferentes materiales que, gracias a su resistencia, colaboran en la estabilización de la excavación. Ya se ha instalado la maquinaria necesaria para llevarlo a cabo pero la cuestión es cuánto dudarán exactamente las obras. Desarrolla calculó en un comunicado siete días, y fuentes municipales hablan de una quincena, algo que corroboran algunos vecinos. “A mí han dicho quince días”, comentó una de las afectadas. En lo que están todos de acuerdo es  en el excelente trato recibido por Desarrolla.

 La constructora no solo les reubicó inmediatamente con pensión completa, sino que ha contratado seguridad privada en ambos portales para asegurarse de que ningún ladrón oportunista aproveche que los pisos están vacíos para robar en ellos. Además, mantienen un continuo contacto telefónico para resolver dudas y atender necesidades mientras dure este problema.

Casi 70 afectados por la obra de Rey Abdullah volverán a casa en siete días