El acusado de disparar a su pareja en Chantada dice que no recuerda nada

El acusado atiende durante la primera jornada del juicio | Eliseo Trigo (efe)
|

El acusado de disparar en la cabeza a su pareja después de una discusión que tuvo lugar en el interior de la Hamburguesería Piscis, en Chantada (Lugo), en la última noche de las fiestas que se celebran en la localidad en el mes de agosto de 2014, aseguró ayer en la vista oral por este caso que no recuerda nada de lo sucedido debido a la gran cantidad de cocaína que había consumido ese día.

El fiscal y la acusación particular solicitan para el procesado una pena de diecisiete años de prisión, catorce por un delito de asesinato en grado de tentativa y otros tres por tenencia ilícita de armas, además de una indemnización económica para la víctima que asciende –en el caso de la acusación particular– a 1.,27 millones de euros.


La abogada de la acusación particular, Paz Polo, aclaró que la indemnización reclamada responde a la situación de vulnerabilidad de la propia víctima, habida cuenta de que las secuelas del disparo la dejaron convertida en una persona totalmente dependiente. “Es una persona totalmente dependiente. No se rige por ella misma. Tiene unas secuelas muy graves. Le truncó la vida por completo, porque no es capaz de comer, ni de vestirse, ni de nada. Ha quedado como un ser totalmente inválido”, dijo la letrada.

“Vagamente”
Durante su declaración en la vista oral, el acusado, Antonio Fernández Fente, explicó que ese día llegó al local de su propiedad pasadas las cuatro de la madrugada, cuando todavía estaban en su interior los tres camareros y su pareja desde hacía unos tres años. Después de marcharse los camareros, los dos se quedaron dentro del establecimiento que regentaban, hasta que en un momento determinado el hombre cogió una pistola y le pegó un tiro en la cabeza a la mujer.

El acusado aseguró que no recuerda nada de lo sucedido, apenas algunas imágenes y “vagamente”, como consecuencia de la gran cantidad de cocaína que había consumido ese día en poco tiempo, entre “un gramo y medio y dos gramos” en su propia casa y otros “cuatro o cinco” en el local.
“Tuve que hacerlo, lógicamente”, dijo el acusado, “pero no lo recuerdo”. “Ignoro si lo hice, pero no soy consciente de haberlo hecho intencionadamente”, insistió Fernández Fente, quien también aseguró que llevaba unas tres noches sin dormir a causa del consumo de cocaína.

El acusado de disparar a su pareja en Chantada dice que no recuerda nada