Reducción del gasto de papel en una época de ajustes y austeridad

|

  En la lucha por el ahorro en la que están inmersos todos los ayuntamientos, el papel resulta un gasto superfluo y con él, los archivadores. El alcalde, Ernesto Anido, anunciaba ya en enero que la Casa da Cultura Pintor Llorens con el ahorro en impresiones,  papel y envíos postales. El simple hecho de no enviar a través del correo ordinario la programación
cultural que se elabora meses, algo que se venía haciendo hasta ahora y que el ejecutivo local ha optado por suprimir. Las nuevas tecnologías, como el uso del  correo electrónico, han hecho que, en muchos casos, el papel resulte obsoleto.

Reducción del gasto de papel en una época de ajustes y austeridad