Farjas “amadrina” en el Hospital las nuevas dependencias del centro de transfusión

|

El Ideal Gallego-2011-05-15-005-efedd4d0

A.P. > a coruña
 La conselleira de Sanidade, Pilar Farjas, acudió ayer al visitar el nuevo local del Centro de Transfusión de Galicia  (CTG) que se ha inaugurado en el Complejo Hospitalario Universitario. Farjas resaltó la necesidad constante de la generosidad de la ciudadanía para conseguir la sangre necesaria para los pacientes. Una generosidad que en el caso de los coruñeses, se cifró en 2010 en 8.911 donaciones, de las que 3.240 se hicieron el Hospital Abente y Lago, cuyo centro de transfusiones desaparece ahora para dejar paso a las nuevas instalaciones.
Con el nuevo local, Sanidade pretende mejorar este servicio. “Xa e o séptimo que abrimos”, comentó Farjas. El resto se hallan en las principales ciudades de Galicia, de las que A Coruña era la única que no contaba con estas instalaciones, que permiten donar mediante aféresis. Es un proceso  muy sencillo que permite separar los componente sanguíneos (plaquetas, plasma o glóbulos rojos) por separado y en un mismo proceso.
Es una posibilidad que tienen ya los donantes habituales, que pueden acercarse al nuevo centro, que tiene capacidad para cinco camillas, de lunes a viernes de ocho de la mañana a diez de la noche, y los sábados de ocho de la mañana a las tres de la tarde. De todos modos, el CTG recuerda que se seguirán empleando unidades móviles y animó a cualquiera que tenga una duda a llamar al teléfono de información gratuito 900 100 828.

Ahorro > Por otro lado, durante su visita, Farjas hizo hincapié en otro punto importante del servicio de salud: el gasto farmacéutico. La titular de Sanidade aseguró que Galicia es la comunidad que más ha ahorrado en este capítulo el año pasado, según las cifras que les ha comunicado el Ministerio de Sanidad. Para la responsable, esto significa que la política de la Xunta está consiguiendo una mejor “estabilidad” en la reducción de gasto farmacéutico, una necesidad ineludible para garantizar la “viabilidad” del sistema sanitario y que permitirá invertir en otros aspectos importantes de la cobertura sanitaria.
En cuanto a este año, las cifras del primer cuatrimestre indican que el ahorro fue de un 12,99% con respecto al mismo periodo del año pasado, a pesar de que se haya paralizado el catálogo. Éste es distinto que el que redactó el Gobierno y, de hecho, ahorra un 60% más que la orden de precios de referencia de Sanidad, lo que provocó cierto debate. Farjas defendió que “hai que aforrar onde é posible aferrar”, sobre todo teniendo en cuenta que el consumo de los fármacos suponen el componente más importante de los desembolsos del sistema de Sanidade.
A pesar de ello, la factura farmacéutica supuso un gasto de 68,6 millones de euros para las arcas de la Xunta, y eso, contando con una reducción de 12,6 millones de euros con respecto al mismo periodo del año anterior, “É un 15% menos”, dijo una satisfecha Farjas, que recordó que estas medidas son imprescindibles en una época de crisis.
Ya en el último trimestre del año pasado se había registrado el mejor comportamiento hasta la fecha del gasto farmacéutico en la comunidad, ya que solo creció un 0,7%. Entre enero y febrero el recorte del gasto farmacéutico fue del 11% y en marzo llegó al 13,6%, lo que supuso un ahorro de 11,5 millones.


Farjas “amadrina” en el Hospital las nuevas dependencias del centro de transfusión