Galicia perdió un 0,25% de población en el ejercicio 2017, con 6.838 residentes menos

Dos personas visitan las tumbas del cementerio compostelano de Boisaca | aec
|

Galicia cerró el año 2017 con 6.838 residentes menos, un 0,25% de descenso, y fija su población, a 1 de enero de 2018, en 2.703.290 personas, frente a los 2.710.129 residentes registrados el 1 de enero de 2017, según los datos hechos públicos ayer por el Instituto Nacional de Estadística.
Así, la comunidad gallega suma su séptimo año consecutivo con tasas de crecimiento poblacional negativas, aunque la pérdida de población se suaviza con respecto a 2016, año en que perdió un 0,36% de residentes.
No obstante, Galicia sigue estando a la cabeza de España en cuanto a saldo vegetativo negativo (la diferencia entre nacimientos y fallecimientos), que se sitúa en –13.522.

Migraciones
Con respecto a las migraciones, Galicia presenta un saldo migratorio con el extranjero positivo, y en 2017 se confirmó que 6.981 personas de fuera de España se instalaron en la comunidad.
No obstante, el saldo migratorio interior (con el resto de comunidades) es negativo, ya que 212 personas se trasladaron desde Galicia a otras regiones.
Con respecto a las provincias, la población más numerosa sigue estando en A Coruña, con 1.121.484 residentes; seguida por Pontevedra, con 940.927 residentes; Lugo con 331.507 residentes; y Ourense, con 309.372 residentes.
En cuanto a evolución interanual, la provincia de Pontevedra fue la que perdió mayor población, 2.301 personas menos con respecto al número de residentes registrado a principios de 2017. Ourense perdió 2.190 habitantes, y Lugo 2.086, mientras que la provincia de A Coruña apenas varió su población, y perdió 262 residentes.
Por edad, Galicia sigue teniendo una de las poblaciones más envejecidas de España. Así, a 1 de enero de 2018, había en la comunidad gallega 672.904 residentes con una edad de 65 o más años (el 24,89% de la población total) y, de ellos, más de 43.000 tenían 90 años o más.
La población residente en España creció en el año 2017 por segundo año consecutivo y se situó en 46,6 millones de habitantes a fecha 1 de enero de 2018, según el INE, que refleja un aumento de la inmigración en un 28,4% respecto al año anterior.
El incremento poblacional durante 2017 se debió al saldo migratorio positivo de 164.604 personas que compensa el saldo vegetativo negativo –más defunciones que nacimientos– de 31.245 personas, según este estudio estadístico.
Asimismo, 532.482 personas procedentes del extranjero establecieron su residencia en España, mientras que 367.878 abandonaron España con destino al extranjero, lo que supone un 12,4% más que en 2016. l

Galicia perdió un 0,25% de población en el ejercicio 2017, con 6.838 residentes menos