Dolce Vita perderá dentro de tres meses el supermercado Eroski

|

El centro comercial Dolce Vita podría perder uno de sus principales polos de atracción, el supermercado Eroski, si se confirma que la sucursal que alberga cerrará sus puertas en el mes de julio. No sería la primera vez que la cadena decide cerrar uno de sus supermercados en la ciudad. El año pasado ya se cerró el de la calle del Alcalde Suárez Ferrín, a pesar de las protestas en el barrio de Los Rosales.

Sin embargo, el cierre del establecimiento en Dolce Vita, del que el personal ya ha sido advertido, puede ser más grave porque pone en peligro la viabilidad del centro comercial, ya amenazado por la presión que supone competir con un emporio mayor, el de Marineda City, situado al otro lado de la carretera de Baños de Arteixo.

La cadena de alimentación cerró también otro de sus establecimientos en
Los Rosales hace un año

Así lo reconocía a principios de febrero el gerente de Dolce Vita, Javier Moreno, después de que tuviera que confirmar el cierre de varios locales en la superficie, el último de ellos, de la firma textil Mango: “No somos ajenos a la crisis y el cierre de locales es lo más lógico del mundo dada la situación en la que estamos”.

 

Desde 2008 > Entonces, Moreno se había reconocido consciente de las dificultades por las que está pasando el centro comercial, pero había asegurado que “no va a cerrar” y que su viabilidad “está garantizada”. Desde su apertura en octubre de 2008, el centro comercial de titularidad portuguesa ha defendido siempre “que el mercado tiene que dar para todos, incluso en A Coruña, donde hay tanta oferta”. Sin embargo, la crisis, junto con la inauguración de Marineda City en abril del año pasado, han supuesto una dura prueba para Dolce Vita.

Moreno insistíaa hacía dos meses en que hay que ser “optimistas” y confiar en que “el mercado vuelva a ser lo que era”. Pero ya entonces había advertido de las consecuencias que podría tener una dinámica negativa “que va a llevar al cierre de más locales y dejar a más empleados en la calle”.

De momento, la superficie cuenta con otros polos de atracción para el público, como el Mediamarkt, y todavía no se ha hecho oficial el cierre del Eroski, lo que deja cierto margen de maniobra para que la gerencia de Dolce Vita trate de evitar un nuevo golpe difícil de sobrellevar.

Dolce Vita perderá dentro de tres meses el supermercado Eroski