Todas las residencias gallegas sin Covid recibieron la vacuna

Un trabajador administra una vacuna a un sanitario | Marta PÉrez
|

La Consellería de Política Social de la Xunta confirmó ayer el plazo de finales de enero para alcanzar la inmunización contra el Covid-19 en las residencias libres del virus, después de que los usuarios y trabajadores de todas ellas hayan recibido ya la primera dosis de la vacuna. 

Así lo ratificó la conselleira Fabiola García, que confirmó que se alcanzó “el cien por cien” de administración de la primera dosis en todas las residencias gallegas “libres” del virus y, tras recordar que este domingo se inició la administración de la segunda dosis, añadió que mantienen “las previsiones de terminar en enero en las residencias libres de Covid”. 

“En las que hay casos, esperaremos a que negativicen para empezar la vacunación”, señaló Fabiola García, quien subrayó que “no hay descanso” en la administración de esas dosis.

Fabiola García insistió en que la administración autonómica está haciendo “un control constante” de la situación en los centros de mayores, “aportando recursos donde se necesitan”. 

Al respecto, ha recordado que la Xunta intervino en residencias donde hubo un “elevado número de positivos”, “no con ánimo de castigo, sino de ayudar”, y que mantiene una “constante tutela” sobre todos los geriátricos.

Por otro lado, el Servizo Galego de Saúde (Sergas) continuó con el plan de vacunación con la inmunización del personal sanitario, que ayer recibió algunas dosis de la vacuna de Moderna. 

Según informó el área sanitaria de Ourense, un total de 500 dosis de esta fueron enviadas al área de Santiago, 600 a la de Vigo y 650 a la de Ourense.

En declaraciones remitidas por la propia área sanitaira de Ourense, la jefa de Medicina Preventiva, María Sande, explica que la vacuna es parecida a la Pfizer aunque sus condiciones de conservación “no son tan exigentes”.

Además, en este caso, las dos dosis tienen que inyectarse con una separación de 28 días, frente a los 21 de la de Pfizer. 

“Destacar la importancia de toda la organización de la administración de las dosis, el registro de las mismas y la previsión de la segunda dosis”, indicó.

Reclaman incluir a matronas  
Por otro lado, el Sindicato de Enfermería en Galicia, Satse, criticó ayer que el Sergas no haya incluido a las matronas en la primera fase de vacunación de sanitarios. 

La secretaria general autonómica del sindicado, Malules Carbajo, lamentó “profundamente”, esta decisión y advirtió que las matronas son personal que está directamente en contacto con las gestantes, ya que ellas atienden las urgencias, hacen las PCR y acompañan en el parto. 

“Ese es precisamente uno de los momentos en los que se producen mayores posibilidades de contagio por los aerosoles que se producen en la expulsión”, subrayó y recordó que este fue uno de los motivos por los que exigieron mascarillas FFP2 para el sector.

Posible estafa en Teo
En otra línea, la Guardia Civil investiga un intento de estafa a la residencia de mayores Los Arcángeles de Teo (A Coruña), que el pasado sábado recibió una llamada a través de la que un hombre ofrecía vacunas contra el Covid-19 por 2.400 euros. 

Según explicó la directora de este centro, Isabel Patiño, los hechos ocurrieron el pasado sábado sobre las 22.30 horas, cuando un hombre aseguró estar de camino a la residencia con 35 vacunas.

El hombre, que aseguraba que las dosis habían sido ya abonadas, afirmó que estaba a unos 20 minutos del centro, que los responsables de la residencia ya habían sido avisados y solicitó acceder al recinto para dejar la carga. “Controlaba el número de pacientes, mi nombre, habían hecho una investigación”.

Todas las residencias gallegas sin Covid recibieron la vacuna