“La empresa ha contratado a mucha gente del entorno”

Copia de El Ideal Gallego-2013-12-14-008-ecd87577
|

Las compañías que tienen un papel determinante en los trabajos de mantenimiento y mejora de la refinería de Repsol alcanzan el medio centenar. Sin embargo hay colores que predominan sobre otros en las calles del complejo estos días. El delegado de la firma Atrián en Galicia, Alberto Lage, se encarga de dirigir a uno de los cuadros de personal más amplios de la parada, debido al volumen de trabajo que tienen. La empresa es una vieja conocida de Repsol –antes con los nombres de Imisa y Spie– y esa confianza se ha plasmado también en uno de los contratos más importantes a nivel metalúrgico. No en vano son “los más expertos del grupo” en  plantas de este tipo, pese a que el mayor volumen de negocio sea el de la delegación de Cataluña.

¿Cuánto tiempo lleva Atrian operando en la refinería?
Es muy difícil de calcular pero creo que debemos de sumar más de 30 años trabajando aquí de forma habitual. No solo estamos aquí durante la parada, tenemos trabajo todo el año.

Sin embargo, unos y otros encargos serán distintos...
Hay varias paradas de unidad que son más pequeñas pero se hace el mismo trabajo que en una parada general. Para estos períodos se dejan aquellos trabajos que no se pueden hacer en ordinario. Por ejemplo, una reparación dentro de un tanque de almacenamiento no es algo que requiera la parada, sin embargo sí lo es tener que paralizar un horno o las cámaras de coque. También es necesaria cuando hay que trabajar en un equipo crítico, que es un equipo crucial, que debe estar sin funcionar el menor tiempo posible.

En cualquier caso, ¿cuál es la especialidad de la empresa?
Nos ocupamos de la metalurgia: cortar y soldar. Siendo un poco más precisos lo que hacemos es coger una unidad, aislarla y cegarla para que no haya trasiego de fluidos desde el resto de complejos. Después otra empresa la limpia y entra una tercera a inspeccionarla. Cuando sale lo hace con una serie de encargos de reparación para nosotros.

Son una de las firmas con mayores encargos, ¿cuántos trabajadores tienen aquí?
Somos adjudicatarios del paquete más grande de metalurgia, que es el trabajo principal de la parada, así que es difícil calcular el número porque varía pero estos días somos 180 personas.  A veces incluso los llevamos a fuera de Galicia.

¿Son todos de plantilla o de contratación excepcional?
Hay una parte de operarios indefinidos y otra que se contrata para resolver estas puntas de trabajo. Nosotros hemos colaborado con el concello de Arteixo y las asociaciones de vecinos del entorno y hemos contratado a mucha gente de aquí. Este año, además, somos adjudicatarios de un contrato nuevo en el que se requería un personal con poca cualificación técnica y nos hemos nutrido al 100% –son 40 empleados– de personal que salió del contacto con las asociaciones. 

“La empresa ha contratado a mucha gente del entorno”