El Instituto Tecnológico de Galicia presenta el dron con mayor autonomía de vuelo que existe en el mercado

El Ideal Gallego-2018-10-26-011-ac3536e1
|

El Instituto Tecnológico de Galicia (ITG), con sede en A Coruña y recién trasladado al edificio de la Fundación Barrié, y su socia la empresa tecnológica Star Defence Logistincs & Engineering (SLDE) presentaron ayer en sociedad el primer prototipo de un dron cuyo sistema inteligente se ha gestado en la comunidad. Esta unidad mixta de investigación, impulsada por la Xunta, destacó que la característica que hará entrar al producto en el mercado civil es que es la aeronave no tripulada con mayor autonomía que existe actualmente. 
Si hace alrededor de un año se anunciaba la puesta en marcha en A Coruña de la primera unidad mixta de investigación especializada en drones, ayer mismo se mostraron los avances que han hecho en este tiempo tanto el equipo que se encarga del sistema operativo y la inteligencia  –el que trabaja en el Instituto Tecnológico de Galicia– como el responsable de la fabricación, la compañía SDLE. 
En una puesta de largo en la que la característica más resaltada fue la gran autonomía de vuelo, el director general del ITG, Carlos Calvo, explicó que en la ciudad se está trabajando en el desarrollo de avances para aeronaves no tripuladas en campos tan diferentes como la “inteligencia artificial, el big data o la sensórica...”. Así comentó cuestiones a priori tan simples –pero muy difíciles de conseguir en los drones– como que en un escenario en el que este método de transporte crezca exponencialmente las máquinas sean capaces de comunicarse, esquivarse o trabajar en red.
“Como centro tecnológico tenemos gallego, tenemos el firme compromiso de trabajar en el desarrollo de soluciones que ayuden a aumentar la competitividad del sector de las aeronaves no tripuladas en Galicia”, subrayó Calvo, que incidió en que la tecnología desarrollada hasta ahora tiene que aportar valor al mercado.
Área estratégica
Para ello, tanto el responsable de la división de UAV (o drones) civiles de SDLE, Eduardo Faro, como la directora de Sensórica y Comunicaciones del ITG, Analía López, incidieron en el ofrecimiento de algo distinto a través del modelo prototipo bautizado como Zarek V2. Faro explicó que el reto era “llegar a fabricar un dron con una autonomía de nueve horas de vuelo”, para lo que ampliaron los talleres y construyeron una nueva fábrica de motores para controlar todos los componentes. López incidió en que se fijaron en una cuota de mercado en la que no estaban presentes sus competidores, ofertando un aparato con una autonomía de vuelo desconocida hasta el momento. 
De esta manera, los drones gallegos se podrán utilizar en operaciones de reparto, pero también de traslado de un órgano a un hospital o de “emergencia”, y además contarán con la posibilidad de ser controlados en remoto.
La directora de la Axencia Galega de Innovación, dependiente de la Xunta, Patricia Argerey, valoró este proyecto que supone avances dentro de “una de las grandes áreas estratégicas” en las que el Gobierno gallego está haciendo un esfuerzo. Aseguró que este está haciendo “una apuesta sin precedentes en una Administración autonómica en un sector de alta tecnología”. l

El Instituto Tecnológico de Galicia presenta el dron con mayor autonomía de vuelo que existe en el mercado