Las quejas y las protestas en varios centros de la ciudad marcan el segundo día del curso escolar

El oourensano Álvaro Montes, campeón de España de figuras, se presenta como uno los principales atractivos de una competición que disputará ‘en casa’ | jacobo pereira
|

La de ayer era la segunda jornada del inicio del curso escolar y estuvo marcado por las quejas y protestas en diversos centros de la ciudad, principalmente por las ratios de alumnos de algunas clases o por problemas puntuales de organización.

Uno de los ejemplos fue la concentración simbólica que tuvo lugar en el CEIP Rosalía de Castro, donde un grupo de padres mostró su malestar por la situación en dos de los grupos de alumnos. La portavoz de los padres, Sofía Polo, explicaba ayer que hubo dos clases en las que se superaban los ratios y se desdoblaron, de manera que se dividió los grupos. Pero existen otros dos, “de 22 e 25 alumnos, que non cumplen as medidas de distanciamento que dicta o protocolo da Consellería”, por lo que piden una solución, ya que existe la infraestructura para dividir en dos cada grupo y respetar así las distancias.

Ayer, en el aula de 25 alumnos, de quinto de Primaria, solo acudieron cuatro, ya que los padres quisieron hacer notar su malestar. El próximo lunes se reincorporarán, pero esperan una respuesta de la Consellería de Educación al problema, de no obtenerla, “plantexamos que os nenos non vaian os venres e nós nos volveremos a concentrar coma hoxe”.

Además, los padres señalan que los profesores “están desprotexidos, porque están asumindo moita responsabilidade e xa ser docente é unha responsabilidade moi grande”.

Novo Mesoiro 
En el CEIP de Novo Mesoiro, que se estrena este año, hubo también quejas por un aula en concreto, pero el caso es un poco más enrevesado.

Este colegio estaba previsto para albergar dos aulas por curso, haciendo un total de seis de Infantil y doce de Primaria. Pero en la práctica se ha quedado en seis y once, ya que en el Segundo curso de Primaria solo se ha puesto en marcha un aula, dejando fuera alumnos, tal y como denuncian los padres

La portavoz del ANPA Monte do Muíño, Victoria, indica que hay casos de alumnos a los que se rechazó la matrícula, “alegando que non hai espazo, pero non é verdade, porque hai un aula vacía, esta aí, pero a Xunta non a habilita”, dice sobre la segunda clase de Segundo que no se abrió. Señala que aceptando a esos alumnos que se rechazaron “non se chegaría aos 50, certo, pero daría para abrir as dúas aulas”.
Por lo tanto, los 25 escolares de este curso se encuentran en una sola estancia, motivo que los padres no comprenden, ya que no se cumplirían las distancias de seguridad y existe una segunda estancia vacía que podría ser utilizada.

“A aula fai falta das dúas maneiras, por un lado para que non estén os 25 na mesma clase, batendo uns cos outros, e por outro, para que non haxa necesidade de deixar nenos do barrio fóra”, explica la portavoz.

Adormideras 
Mientras, a pesar de que el estudio en Secundaria todavía no comenzó, y que la Xunta lo atrasó aun más ayer, en el IES Adormideras hubo una protesta en defensa del trabajo del equipo directivo y del profesorado.

La protesta se realizó “contra o menosprecio” hacia el personal, ya que alegan que llevan trabajando semanas para adaptarse a los protocolos sanitarios, por lo que los cambios introducidos por la Consellería de Educación esta semana, “tiran por terra todo o traballo de organización que levan feito”.

Las quejas y las protestas en varios centros de la ciudad marcan el segundo día del curso escolar