La situación se enquista en Cataluña tras quedar suspendida la toma de posesión

|

La situación en Cataluña sigue enquistada y dio una vuelta de tuerca más después de conocerse que el Parlamento catalán no celebrará el pleno que tenía previsto para hoy, para la toma de posesión del nuevo Govern, ante la controversia generada por la decisión del presidente, Quim Torra, de situar a cuatro consejeros cesados por el artículo 155 y que se encuentran en prisión o huidos.


Torra, había asegurado la mañana de ayer que mantenía la toma de posesión de los consellers de su Govern para hoy a la espera de que el Gobierno aclarase “en qué se pueden basar para no publicar un decreto de nombramiento” en el Diari Oficial de la Generalitat (Dogc).

Se suspende el pleno
Además defendía que Jordi Turull, Josep Rull, Toni Comín y Lluís Puig pueden dirigir las consellerías en las que fueron designados pese a su situación.
Ante la polémica suscitada, el acto de toma de posesión no fue formalmente hoy. Fuentes parlamentarias explicaron que el nuevo escenario con que se trabaja es realizar el pleno el viernes, pero tampoco está cerrada esta fecha porque la situación política sigue siendo incierta.

La nueva parálisis en la que entra el Parlament se debe al pulso que mantienen Torra y el Gobierno central sobre la composición del gabinete catalán, ya que el Ejecutivo central rechaza la presencia de los consejeros cesados Toni Comín, Josep Rull, Jordi Turull y Lluís Puig.

Crisis europea
Ante esta situación, Torra anunció que el Govern enviará a los jefes de Gobierno de la Unión Europea y de la Asociación Europea de Libre Comercio (Efta, por sus siglas en inglés) una misiva pidiéndoles “que se den cuenta de la crisis catalana, que es una crisis europea”.

Torra, hizo un llamamiento a “buscar otro momento” para materializar la independencia, que cree que se debió implementar el 10 de octubre, cuando su antecesor, Carles Puigdemont, la proclamó en el Parlament pero la suspendió para negociar con el Gobierno central.


“Había un momento para declarar la independencia el 10 de octubre, lo dijo el propio Puigdemont, y pienso que esa era la fecha”, por lo que ahora el independentismo debe recuperar fuerzas e intentar revertir los efectos del artículo 155, planteó en una entrevista de Rac1.


Además lamentó que “con aciertos y no aciertos” el soberanismo intentó avanzar en los últimos años sin que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, explicite su proyecto para Cataluña.

Torra insistió en que “Puigdemont es el presidente legítimo, y trabajaremos para investirle. Mandaré yo, pero el líder de la coalición parlamentaria es Puigdemont y hablaré constantemente con él”, y ha rechazado que se le califique como títere del expresidente.
Ante esta situación, las reacciones políticas no se hicieron esperar. Así, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, declaró que el nombramiento de consejeros que se encuentran en prisión o huidos en el extranjero es una “burla a los catalanes” y es “contrario a la ley” e indicó que el Gobierno está estudiando la situación y espera que el derecho les ampare porque “avala siempre la razón y el sentido común”.

Anular la investidura
En el caso de Cs, el portavoz de esta formación en el Parlamento catalán, Carlos Carrizosa, anunció que su grupo presentará el miércoles un recurso ante el contencioso-administrativo en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra la toma de posesión de Quim Torra como presidente de la Generalitat y pedirá medidas cautelares para anularla.

Aclaró que con la nulidad de la toma de posesión no buscan que se suspenda su nombramiento y se convoquen unas elecciones, sino que se repita la toma de posesión “en forma”. A su vez, la líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, criticó que el Govern que ha propuesto Torra, “tiene más imputados que mujeres”. “¿Dónde se ha visto algo así?”, planteó.

Por su parte, la portavoz parlamentaria del PSOE, Margarita Robles, expresó su hastío por la afrenta del president de la Generalitat, Quim Torra, al querer nombrar consejeros a Jordi Turull y Josep Rull, en prisión provisional, y a los que se fugaron a Bélgica.

“¡Basta ya de esta tomadura de pelo y de esta provocación!”, ha exclamado la portavoz socialista, que ha emplazado a Torra a proponer como miembros de su Gobierno a personas que no estén perseguidas por la justicia porque su deber es conformar un Govern que pueda representar a todos los catalanes, no solo a los independentistas.

La situación se enquista en Cataluña tras quedar suspendida la toma de posesión