El Ayuntamiento aprueba una nueva ordenanza para el control de las obras

El Ideal Gallego-2014-04-22-004-856561ab
|

El Ayuntamiento aprovechó la primera junta de gobierno tras el parón de Semana Santa para aprobar la nueva ordenanza de intervención y control en la ejecución de obras, implantación de instalaciones y actividades o servicios.
La normativa, que el gobierno local pretende aprobar de forma inicial en el pleno de mayo, servirá para controlar la concesión de licencias de obra y la ocupación de espacios públicos que se deriven de estos proyectos. En el texto se determinan los pasos e informes necesarios para obtener un permiso. También se especifican los plazos de caducidad y las situaciones que motivarán la pérdida de una licencia.
Con esta ordenanza, el Ayuntamiento ofrecerá la posibilidad de que las solicitudes de licencia se realicen a través de la web municipal. Además, los interesados tendrán un año para solicitar el traspaso de la titularidad de un permiso, frente a los seis meses que la Administración municipal daba de máximo hasta ahora.
El teniente de alcalde de Infraestructuras, Martín Fernández Prado, explicó ayer que quedan excluidas de este reglamente actividades con regulación específica a través de otras ordenanzas. Se trata de las terrazas, kioscos, vallados de obra y la disposición de contenedores en la vía pública; las zanjas para servicios urbanísticos y la venta ambulante.
Recordó que esta normativa se suma a las renovadas por el gobierno local en los últimos meses. Entre las más significativas: la que regula la apertura de nuevos negocios hosteleros y la nueva norma contra la contaminación acústica, que permite que los bares, cafeterías y restaurantes dispongan de música ambiental. n 

El Ayuntamiento aprueba una nueva ordenanza para el control de las obras