El comercio modifica el plan lumínico para reubicar el 60% de los arcos de Navidad

El Ideal Gallego-2015-11-21-015-265c33d5
|

La empresa adjudicataria del contrato para la ornamentación navideña de la ciudad, la andaluza Iluminaciones Ximénez S.A., ha tenido que claudicar a las demandas de los comerciantes. Ante el amplio recorte a la partida para adornar las calles, todas las asociaciones de la ciudad han querido variar el plan con el que se ganó el concurso para readaptarlo a una Navidad austera. La Federación Unión de Comercio Coruña (FUCC) estima que al menos “un 60%” del plan inicial ha sufrido modificaciones. 
El Ayuntamiento, la firma que se encarga de instalar los ornamentos desde ayer y los comerciantes finalizaron a contrarreloj el nuevo replanteamiento de los adornos tras la reducción del presupuesto municipal a un tercio del de 2014. Tras participar en varias reuniones maratonianas y “recolocar lo mejor posible” los elementos, el presidente de la FUCC, Antonio Amor, reconoció que “todas” las agrupaciones están “enfadadas” con el resultado. “Casi todas las asociaciones han retocado lo suyo; hemos tenido que quitar de unas zonas y poner en otras”, aclaró. Tanto que incluso unas calles han cedido a otras parte de sus arcos –San Andrés y la calle Barcelona, por ejemplo– para que la reducción en la inversión no se notase tanto. En total, estima que habrán cambiado un 60% del mapa. 
Por ejemplo, Iluminaciones Ximénez S.A. movía el tradicional árbol del Obelisco a otra zona y llenaba de bombillas la plaza de María Pita, que a mayores ya contará con todo el despliegue del poblado navideño y la pista de patinaje. El colectivo intentó que hubiese “un equilibrio”.
A mayores, los negocios de forma individual o conjunta están pactando la instalación de decoración extra. La pagarán los empresarios de su propio bolsillo, aunque la factura de la luz correrá por cuenta de las arcas municipales. 
Amor avisó sin embargo, de la desagradable sorpresa que se llevarán muchos vecinos de la ciudad cuando se encienda el alumbrado. “Calles que tenían luces sin disponer de comercio se quedarán sin ellas”, concretó. No serán pocas las que sufran esta bajada del espíritu de estas fiestas.

no pudo hacer más
Es cierto que desde la federación tienen muy presente el agradecimiento al concejal de Empleo y Economía Social, Alberto Lema, que se ocupa del área de Comercio por su buena disposición y su participación en todas las negociaciones. Este se hizo cargo del proyecto aunque en origen el Ayuntamiento lo estableció como competencia del área de Regeneración Urbana. 
“Un punto a favor es que Lema ha estado al pie del cañón y ha trabajado mucho”, explicó Amor, incidiendo en algo positivo “dentro de lo malo”. Sin embargo, como “de donde no hay, no se puede sacar”, afirmó que la sensación de “descontento es generalizada”. 
“Lamentamos este recorte drástico después de muchos años de ir a más”, dijeron desde la FUCC, pues entienden que debería haber una mayor apuesta municipal no solo por sus ventas sino para fomentar el paseo. 
Por ello seguirán insistiendo en que para el próximo año se reserve una partida más amplia y que las cosas se piensen “con calma”, pues ahora el acuerdo se alcanzó in extremis y con los operarios ya distribuidos por la ciudad. 

El comercio modifica el plan lumínico para reubicar el 60% de los arcos de Navidad