Alcaldes del rural abogan por primar la dispersión poblacional respecto a lo numérico para los paseos

Abegondo tiene 5.400 habitantes aunque carece de núcleos urbanos de relevancia
|

La decisión del Gobierno de establecer franjas horarias, durante las fases de desescalada, para salir a pasear o realizar deporte –eximiendo a los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes– ya ha generado controversia.

Aunque la mayor parte de los alcaldes coinciden en que lo prioritario es garantizar la salud de los vecinos, y se acatarán todas las normas del denominado mando único, eso no impide que algunos del área metropolitana, esencialmente del ámbito rural, no compartan los criterios elegidos por el Ejecutivo de Pedro Sánchez. “Hay municipios en una situación bastante similar a la nuestra, con población muy diseminada, y que tendrán que atenerse a la normativa”, indica Javier Caínzos, que rige la administración local de Curtis (4.160 habitantes) y recuerda que en Galicia hay tantos ayuntamientos pequeños como en el resto de España.

Tampoco está muy conforme el regidor de Abegondo, José Antonio Santiso, con las pautas adoptadas desde Madrid.

“Somos 5.450 residentes pero carecemos de núcleos urbanos de consideración. Si lo que se pretende es evitar que la gente se contagie no entiendo por qué en otros municipios con menos habitantes pero con más zonas urbanas pueden salir los vecinos a pasear a cualquier hora”, destaca el regidor, que apuesta por un criterio en el que se prime la dispersión sería más adecuado para combatir la pandemia.

Carral
Javier Gestal, alcalde de Carral por Alternativa dos Veciños desde las elecciones de mayo de 2019, por su parte, no quiere entrar a valorar los criterios del Gobierno central.

“Las medidas son las que son y lo único que podemos hacer es asegurarnos de que los vecinos las cumplen”, apuntan desde este municipio de la periferia en el que residen 6.400 personas.

Y las normas, entre otras, que desde hoy deberán cumplir los carraleses, en particular, y los vecinos de la comarca, en general, son que la práctica deportiva se prohibe fuera de las franjas horarias de 06.00 a 10.00 y de 20.00 a 23.00; mientras que los mayores de 70 años podrán salir a pasear desde las 10.00 a las 12.00.

Alcaldes del rural abogan por primar la dispersión poblacional respecto a lo numérico para los paseos