El mentalista Toni Bright promete un show “sorprendente” para el público del teatro Colón

Toni Bright avanza que en su espectáculo leerá la mente del público
|

Un espectáculo de ilusionismo “sorprendente”, con mucha participación y en el que “tanto niños como adultos se lo pueden pasar muy bien”. Esto es lo que puede adelantar el mentalista Toni Bright sobre su actuación del domingo en el teatro Colón.

Tratando de ahondar un poco más en el show, “pero sin hacer spoiler”, el ilusionista comenta que leerá “la mente de las personas”, “se podrá contactar con espíritus” y habrá también “predicciones imposibles”. Y hasta ahí puede leer, quedando el resto para el público que acuda al Colón. Toni Bright deja clara una cosa a la hora de referirse a lo que él hace, y es que señala que él es ilusionista o mentalista, no mago. “Mago es aquella persona que hace magia con cuerdas o cartas, pero para un mentalista, su baraja de poker es la mente de las personas”, explica. Aspectos como la comunicación, la sugestión, las habilidades sociales o la psicología son los que hacen que “un mentalista se suba al escenario y el público diga ‘¡Ostras! ¿Cómo lo hace?’”, señala Bright.

En la actualidad vivimos en un mundo en el que tenemos al alcance de la mano prácticamente cualquier explicación. Esto podría afectar a las ilusiones que lleva sobre el escenario y a la capacidad de sorpresa del público, pero Bright asegura que, dentro de lo complicado que puede resultar, esto no añade dificultad. “Con un libro, tres folios y cuatro rotuladores se puede hacer un espectáculo”, comenta, y añade que “con cosas tan sencillas como esas puedes hacer que la gente salga asombrada de un teatro”.

Precisamente esa sensación del público es una de las cosas que, tal y como le propio ilusionista explica, le causa más satisfacción como artista, y sobre todo dedicándose a lo que él se dedica.

Comienzos

“Desde pequeño siempre me ha gustado el mundo del ilusionismo y de la magia y siempre me ha llamado mucho la atención”, explica sobre su vocación. Los fines de semana se sentaba con su padre a ver a los mentalistas por televisión “y acababa siempre con una cara sorprendida no, lo siguiente”, explica sobre su infancia.

Esta pasión infantil se convirtió, “después de muchos años”, en su modo de vida. “Eso es lo ideal, que todo el mundo trabaje de lo que le gusta”, señala, “pero a veces no vivimos en ese mundo ideal, si no en este que nos ha tocado”.

Sobre sus referentes, o influencias, explica que son muchos, pero sobre todos ellos destaca a Uri Geller, “el mentalista más conocido de todos los tiempos”. El mítico momento de Geller no lo pudo ver, por edad, pero relata que lo ha visto cientos de veces a través de Youtube.

El mentalista Toni Bright promete un show “sorprendente” para el público del teatro Colón