Un médico privado recomendó internar al piloto del avión de Germanwings

A French rescue worker inspects the debris of the Germanwings Airbus A320 at the site of the crash, near Seyne-les-Alpes, France, in this picture taken on March 29, 2015. French BEA air accident investigators reported March 13, 2016 that a doctor had rec
|

Un médico privado recomendó el internamiento en un hospital psiquiátrico del piloto alemán Andreas Lubitz dos semanas antes de que estrellara un avión Airbus 320 de Germanwings que copilotaba sobre los Alpes en una tragedia que costó las vidas de sus 150 pasajeros – 50 de ellos españoles –, según los resultados del informe final revelados ayer en París un año después del suceso, el 24 de marzo.
En su informe definitivo, la Oficina de Investigación y Análisis para la Seguridad de la Aviación Civil de Francia (BEA, por sus siglas en francés), indicó que Lubitz había comenzado a exhibir, en diciembre de 2014, síntomas que encajarían con un “episodio psicótico-depresivo”, que consultó con diversos médicos, ninguno de los cuales advirtió en un primer momento de su situación a las autoridades.

problemas de visión
“En el día del accidente, el copiloto no debería haber volado debido a las recomendaciones de su doctor. Si hubiera seguido el reglamento, él mismo debería haberse declarado no competente y pedir el relevo”, explicó el investigador jefe de la BAE, Arnaud Desjardin.
Los fiscales hallaron pruebas de que Lubitz, que también padecía problemas de visión y temía perder su empleo, había investigado métodos de suicidio y ocultado su enfermedad a sus superiores.
Ello se sumó a una “falta de líneas claras a seguir en la normativa almemana” sobre las amenazas a la seguridad pública cuando entran en conflicto con la confidencialidad de los informes médicos, de acuerdo con las conclusiones del documento presentadas ayer en París.
La BEA instó a las autoridades europeas a que incrementen sus investigaciones sobre presuntas incapacidades de los pilotos, en particular si hay sospechas de problemas psiquiátricos, y que endurezcan los controles sobre aquellos que sean declarados capacitados para volar a pesar de presentar un historial de enfermedades mentales.
“Por ello, creo que hay que aclarar la normativa referente a la seguridad pública”, añadió Desjardin, quien recomienda medidas adicionales para convencer a los pilotos con enfermedades mentales de que pierdan el miedo al despido. “Hay que lidiar con la reticencia de los pilotos a la hora de reconocer sus problemas y buscar ayuda médica”, explicó.
Sin embargo, Desjardin pidió  un término medio. “No me parece ni eficaz ni beneficioso”, apuntó, “que los pilotos se sometan a pruebas psicológicas de manera intensiva y sistemática todos los años”.

Un médico privado recomendó internar al piloto del avión de Germanwings